Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los afectados de psoriasis exigen que no se les excluya para ser policías

Son ya muchas las denuncias acumuladas a lo largo de los años. Los afectados por la psoriasis están dispuestos ahora a denunciar ante el Síndic de Greuges y el Defensor del Pueblo la imposibilidad que tienen para acceder a un puesto de trabajo en el Cuerpo Nacional de Policía, la Guardia Civil o los Mossos d'Esquadra, según informó la asociación de pacientes Acción Psoriasis.

La psoriasis, una enfermedad de la piel que no es contagiosa, figura como excluyente en la lista de la policía. El rastro rojizo que deja en la piel es considerado un hecho distintivo que puede favorecer la identificación de la persona. Según explica el departamento médico de los Mossos d'Esquadra, esta facilidad para identificar a un agente en una actuación a partir de una enfermedad lo deja en situación de indefensión. Como la psoriasis, el tener un tatuaje en una zona visible también es motivo de exclusión. La Guardia Civil informa de que estudia caso por caso. "Esto supone un trato discriminatorio, posiblemente fruto del desconocimiento de una enfermedad que no siempre es igual y que puede ser controlada", explicó ayer Juana del Molino, presidenta de la asociación.

El especialista en dermatología Miquel Ribera considera que la psoriasis "no puede ser excluyente" si no existe afectación articular y está bien controlada. "No quiere decir que tenga más bajas", pero sí genera "rechazo y discriminación", subrayó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de mayo de 2008