158.000 euros por el fallo en el diagnóstico a una mujer con cáncer

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha condenado al Instituto Madrileño de la Salud (Imsalud) y a la aseguradora Mapfre a pagar una indemnización de 157.968 euros a la familia de una mujer que murió de un cáncer de mama en 2004.

La sentencia, del 21 de abril, considera que se produjo "un defectuoso funcionamiento de los servicios sanitarios, derivado de un diagnóstico erróneo inicial".

El tribunal ha dado así la razón al marido, el hijo y las dos hijas de la fallecida, Pilar V. R., que tenía 45 años cuando murió. La familia había recurrido después de que el Imsalud desestimara la reclamación de responsabilidad patrimonial que presentó en 2005. Ahora el servicio de salud madrileño tendrá que pagar 90.278 euros al cónyuge, 37.615 euros a un hijo menor y 30.092 euros a los mayores. La sentencia afirma que existe "una relación causa-efecto entre el fallecimiento" y un "tumor no detectado en noviembre de 1999". En esa fecha, la fallecida se hizo una mamografía en la que no le encontraron ninguna patología. Acudió a un centro privado, donde le diagnosticaron una lesión benigna. Volvió a la sanidad pública, al Gregorio Marañón, con las mamografías y por fin le detectaron el tumor.

Un informe de mayo de 2000 aconseja "quitar ipso facto" y, según recoge la sentencia, "no descarta que el tumor existiera en noviembre de 1999". Se lo extirparon, pero la mujer, que en vida demandó al Imsalud y ganó, murió en octubre de 2004. En esta ocasión, la familia había solicitado una indemnización por los daños morales que supuso su pérdida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 09 de mayo de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50