Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solbes frena los incentivos fiscales a la vivienda que planeaba Corredor

El vicepresidente rechaza intervenir para frenar la caída de la construcción

La economía debe curar su excesiva dependencia del ladrillo sin medicamentos. El vicepresidente y ministro de Economía, Pedro Solbes, lo apuntó ayer con crudeza: "No se debe tratar de impedir artificialmente el necesario ajuste en la construcción". El ministro rechaza aplicar paños calientes a un sector que durante años ha acumulado beneficios exponenciales. Tampoco es partidario de adoptar medidas fiscales inmediatas. Con este criterio ha frenado las propuestas de desgravación que planeaba la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor.

La rebaja fiscal para la rehabilitación era la primera iniciativa con la que la ministra, que lleva menos de un mes en el cargo, se proponía paliar la crisis del ladrillo. Pero esta idea ha muerto antes de nacer. Y el funeral se ofició ayer en la Comisión Delegada del Gobierno de Asuntos Económicos.

Corredor adelantó el pasado lunes que pretendía aumentar la deducción para aquellos que rehabilitaran su piso habitual del 15% actual al 20%. El foro en el que se debían discutir ésta y otras medidas era la comisión de ayer. Era en esta reunión, en la que participan todos los ministros con competencias en áreas económicas, donde iban a tratarse "varias líneas, no sólo la fiscalidad", según precisó la propia Corredor el lunes. Pero el hilo de teléfono que va del Ministerio de Economía al de Vivienda ha sido testigo del malestar generado por el anuncio hecho por Corredor de una medida cuyas competencias recaen en Solbes.

Las conversaciones entre los dos ministerios, explican en Vivienda, llevaron al convencimiento de que era mejor no tocar asuntos espinosos en la comisión, y posponer las propuestas sobre medidas concretas a reuniones bilaterales entre Vivienda y Economía. Eso sí, para estos encuentros no hay ni previsiones ni plazos.

La comisión de ayer se quedó en una descafeinada declaración de principios en la que Vivienda establece cinco ejes de actuación: el nuevo Plan Estatal que comenzará en 2009 y concluirá en 2012; la movilización de suelo público para vivienda protegida; un plan sobre eficiencia energética en los hogares, fomento del alquiler y de la agilidad administrativa para los trámites urbanísticos.

Excesos en el sector

Una vez terminado el encuentro con los ministros económicos, Solbes compareció en el Congreso para explicar sus propuestas para la legislatura. La construcción ocupó buena parte de su intervención. El ministro asume que el peso de la vivienda en España y el arrastre que provoca en otros sectores va a tener "inevitablemente un impacto en el PIB", pero aboga por la purga: "Hay que tener claro que el sector ha acumulado ciertos excesos en años anteriores y que éstos deben ser corregidos". Es la primera vez que Solbes emplea términos tan contundentes para describir el comportamiento del sector en los últimos años.

Las palabras de Solbes enfrían las expectativas de un sector que, tras años de bonanza, reclama apoyo público para salir del bache en el que está inmerso. El nuevo portavoz económico del Partido Popular, Cristóbal Montoro, abundó en este aspecto al reprochar a Solbes "el desprecio" al sector de la construcción. El ministro respondió con ironía: "¿La solución que propone es que sigamos construyendo 750.000 viviendas al año aunque no las vendamos?".

Solbes admitió que el declive de este sector, agravado por la crisis crediticia, se ha precipitado, pero confía en que España recupere crecimientos del 3% "una vez que se reconduzcan los excesos de años anteriores".

Más allá de la construcción, el ministro es partidario de un conjunto de reformas para dinamizar la economía. Una de las más relevantes, aunque aún poco definida, afectará al sistema financiero, que vive los coletazos de la crisis hipotecaria originada en Estados Unidos y que ha provocado una restricción mundial del crédito. El Gobierno aglutinará todas las competencias del sistema financiero en dos organismos: el Banco de España, que supervisa el sistema bancario, y la Comisión Nacional del Mercado de Valores, regulador de los mercados. Economía asignará al Banco de España la vigilancia de la solvencia de las entidades y a la Comisión de Valores la supervisión de las conductas de mercado. El objetivo es mejorar la vigilancia y la transparencia del sistema.

Los servicios, que suponen un 67% del PIB, también requieren más competencia para abaratar los precios. En el mercado laboral, el vicepresidente fue más allá de lo planteado hasta ahora por el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, al abogar por reformas legales del empleo, la protección a los desempleados, las políticas activas, la negociación colectiva -un ámbito en el que intervienen exclusivamente patronal y sindicatos- y la Seguridad Social.

Las ideas centrales

- Excesos. "No se debe tratar de impedir artificialmente el necesario ajuste en la construcción. El sector ha acumulado ciertos excesos en años anteriores y éstos deben ser corregidos para que la construcción residencial pueda volver a crecer con normalidad".

- Retorno al 3%. "Una vez que se reconduzcan los excesos de años anteriores en la construcción residencial, el PIB podrá retornar al entorno del 3%".

- Soluciones. "Tomamos medidas para agilizar la vivienda protegida, la rehabilitación y la inversión".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de mayo de 2008

Más información