Crítica:Carreras & Capital humanoCrítica
i

Españoles en Marruecos

Las ventajas comparativas que ofrece el vecino del sur

Este atractivo libro comprende un análisis de la economía marroquí incluyendo el sector exterior, el sector financiero y una guía de negocios. Una de sus muchas virtudes es la abundancia de cuadros y gráficos muy ilustrativos y un lenguaje no demasiado técnico. Marruecos es un país de gran importancia geoestratégica: la frontera entre Marruecos y España es la más desigual del mundo, en función de PIB per cápita, más incluso que la existente entre México y Estados Unidos.

Además, España es el segundo socio comercial e inversor del Reino Cherifiano. El comercio entre ambos países no ha dejado de crecer en los últimos años. El 15% del total de los intercambios de Marruecos en 2006, y casi la cuarta parte de su comercio con la Unión Europea, se materializó con España y en los últimos años Marruecos se ha situado entre los puestos décimo y decimosegundo como destino de las exportaciones españolas. Fuera de la Unión Europea tan sólo Estados Unidos, México, Turquía y Suiza le han superado en esta rúbrica. Para las islas Canarias, Marruecos es el tercer destino de sus exportaciones. Y es rara la semana en que no se cite en los medios de comunicación la inversión de alguna empresa española en Marruecos, donde la mano de obra es sustancialmente más barata que en España.

MARRUECOS: SOCIO ECONÓMICO Y ALIADO ESTRATÉGICO DE EUROPA

Analistas Financieros Internacionales Caja de Ahorros del Mediterráneo / Banque Marocaine du Commerce Extérieur ISBN 978-84-89378-56-8

Marruecos ofrece ventajas comparativas a los empresarios españoles, particularmente en sectores sometidos a una fuerte competencia internacional, como por ejemplo el textil. Si hace tiempo eran grandes empresas como El Corte Inglés, Telefónica y Fagor las que iban al país magrebí, en los últimos años se observa cómo otras empresas más pequeñas, como Armas Quintero (construcción), Grupo Durán (agrícola), Gonvarri (siderurgia) y Antolín (componentes de automoción) se han instalado allí.

La economía marroquí se ha modernizado bastante en los últimos años, pero si el país quiere ser un "león" de África (al modo de los "tigres asiáticos"), es necesario alcanzar un mayor nivel de liberalización política, algo indispensable también para poder seguir profundizando en su anclaje con Europa. Por ello Rabat reclama, desde hace algunos años, un estatuto avanzado con la Unión Europea (UE), un paso intermedio entre su condición actual de país asociado y la de miembro de pleno derecho.

A pesar de las crecientes relaciones económicas y de los lazos geográficos, históricos y culturales que unen a España con su vecino del sur, existe un cierto desconocimiento mutuo. Este libro ayuda a los empresarios españoles a comprender mejor a Marruecos y explorar las oportunidades de negocio.

William Chislett es escritor y colaborador del Real Instituto Elcano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de mayo de 2008.