Decenas de mujeres dan a luz sin epidural por una avería informática

A Noemí, de 32 años, ya casi se le ha olvidado el mal trago. Su bebé, Eduardo, acaba de cumplir un mes y no le deja tiempo ni de pensar. Pero recuerda que tuvo "un parto durísimo". Fue el 20 de marzo, en el hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares. Desde que ingresó hasta que Eduardo llegó al mundo pasaron más de 36 horas de dolores. Pidió la anestesia epidural. No se la pusieron. Ni a ella, ni a ninguna de las mujeres que dieron a luz en el hospital en Semana Santa.

Entre el 18 y el 24 de marzo no se administró ninguna epidural en partos sin complicaciones, como el de Noemí. Los anestesistas se negaron a ponerlas porque la monitorización central estaba estropeada. Se trata de una pantalla que recoge las monitorizaciones individuales. Así, las matronas vigilan desde la sala de partos los registros de todas las parturientas: la frecuencia de las contracciones, los latidos del feto... "Una avería del sistema informático", según explica el hospital, que tardó siete días en subsanarse. Mientras, las mujeres parieron, como reza la maldición bíblica, con dolor.

Más información

"Aquello parecía la casa de los horrores, con las mujeres gritando y las matronas como locas, corriendo de monitor en monitor", recuerda Noemí. El hospital asegura que sólo a 35 mujeres que solicitaron la epidural se les negó. Una cifra que eleva en varias decenas más la delegada sindical de CC OO en el hospital, Pilar Jiménez, ya que el hospital atiende unos 18 partos al día. El Príncipe de Asturias es el hospital de referencia de 450.000 personas de Alcalá, Torrejón de Ardoz y otros municipios.

Un calmante

"Se ofreció la alternativa farmacológica a la epidural", aseguró una portavoz del centro. "Me pusieron un calmante fuerte, que lo que hace es atontarte entre contracciones. No es justo, no me dejaron disfrutar de mi parto", se queja Noemí. Fuentes del centro aseguran que ese monitor se ha estropeado varias veces más en los últimos años y que, cuando eso sucede, tarda varios días en arreglarse.

Una escueta nota del hospital asegura que no se puede aplicar analgesia epidural sin "la monitorización permanente de la madre y del feto". Algo que confirma Ana Plaza, de la Sociedad Española de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor: "La epidural es una técnica muy segura, pero invasiva, y es necesaria la monitorización".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 28 de abril de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50