Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mars compra el fabricante de chicles Orbit con ayuda de Warren Buffett

Si se presenta una oportunidad para comprar una buena compañía y a buen precio, por qué no hacerlo. Así justifica Warren Buffett su dulce alianza con Mars para hacerse con el control de Wrigley, mundialmente conocida por los chicles Orbit. La operación, que unirá a dos grandes iconos del negocio de las golosinas, está valorada en 23.000 millones de dólares (14.710 millones de euros). Mars está ampliando sus productos de confitería más allá del chocolate. Compró los caramelos Starburst y Skittles, y ahora suma los chicles a las barras de chocolate Snickers y los populares M&M. Wrigley, pionera en el negocio de goma de mascar, operará como firma independiente.

Buffett actuará de socio financiero de Mars, que pagará 80 dólares en efectivo por cada título de Wrigley, lo que supone una prima del 34%. El magnate aportará 4.400 millones a través de Berkshire Hathaway. Goldman Sachs y JPMorgan Chase también participan. Las acciones de Wrigley subieron más del 25% en la apertura de Wall Street y cerraron casi con la misma ganancia.

El acercamiento se hizo hace un mes. "Nada puede ir mal con Wrigley", dijo Buffett. La compañía ganó 168,6 millones de dólares en el primer trimestre, 16 millones más que en 2007. Sus ingresos fueron de 1.390 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de abril de 2008