La Armada retirará su fragata tras acabar la crisis

La fragata Méndez Núñez (F-104) regresará a España una vez concluida la crisis del Playa de Bakio, según fuentes gubernamentales. El buque de guerra, que llegará mañana a las islas Seychelles escoltando al atunero vasco, permanecerá allí unos días para dar descanso a su tripulación y luego volverá, sin que esté previsto su relevo. Las fuentes consultadas insistieron en que la presencia de una sola fragata en una zona de miles de millas resulta inútil e insuficiente, por lo que España esperará a que prospere la iniciativa presentada en la ONU para que los países con mayores intereses pesqueros en la zona (Francia, Japón o Corea del Sur, además de España) instalen un dispositivo naval de vigilancia por relevos.

Más información

Durante el secuestro, los más de 20 atuneros españoles que operan en el Índico recibieron orden de alejarse hasta 350 millas de la costa somalí, por razones de seguridad.

Por otra parte, fuentes gubernamentales explicaron ayer los apoyos recibidos por parte de EE UU y Francia: un petrolero estadounidense suministró combustible a la Méndez Núñez, mientras que un buque de EE UU que se encontraba en Mogadiscio siguió los movimientos del pesquero secuestrado y facilitó la información a España.

De su lado, Francia proporcionó un avión de patrulla marítima Atlantique 2 y apoyo logístico en su base de Yibuti.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 27 de abril de 2008.

Lo más visto en...

Top 50