Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Gobiernos salvaron la crisis entre Sacyr y Eiffage

El acuerdo por el que se ha cerrado el conflicto entre la empresa constructora española Sacyr Vallehermoso y la francesa Eiffage, una vez que la primera ha vendido su participación en la segunda, ha sido posible por la intervención del presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Según el presidente de Eiffage, Jean François Roverato, ambos líderes políticos acordaron buscar una "salida amistosa" al contencioso el pasado 10 de enero durante la cumbre franco-española que se celebró en París.

Tras la venta, el jueves, de la participación del 33,3% que Sacyr tenía en Eiffage, Roverato recibió ayer a un grupo de periodistas españoles para dar por cerrado el conflicto generado por la pretensión de la compañía española de hacerse con el control de la francesa y la resistencia de la dirección de ésta a permitirlo.

Sobre la batalla jurídica abierta, la firma francesa ha retirado su demanda, pero serán ahora los jueces franceses quienes decidan si prosiguen o no con el caso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de abril de 2008