Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos lágrimas de Diego el Cigala

El nuevo disco del cantaor estará dedicado a la memoria de Isabel Polanco

Con gafas oscuras, de negro y oros, Diego el Cigala fue de los primeros en llegar ayer a la entrega del Premio Alfaguara. Cuando vivía su amiga y admiradora Isabel Polanco no apareció nunca. Ayer sí lo hizo. Quería estar al lado de su familia para rendir homenaje a la que fuera consejera delegada del Grupo Santillana. Fue a través de su padre, Jesús de Polanco, como llegó El Cigala a entablar amistad con su hija, según recordó el autor de Lágrimas negras, un disco por el que Isabel Polanco sentía verdadera pasión.

Su música fue el fondo elegido para recorrer en un vídeo, a través de imágenes, la labor profesional y personal de Jesús de Polanco y su hija a lo largo de los años en los que ambos desarrollaron una intensa labor editorial tanto en España como en Latinoamérica. "Es un año especial", dijo Ignacio Polanco, presidente del Grupo Prisa, "porque dos de las personas fundamentales para este grupo, mi padre y mi hermana, ya no están aquí".

La jornada fue especialmente sobria y delicada. El recuerdo de Jesús de Polanco y su hija llenó de tristeza lo que todos los años se convierte en la gran fiesta literaria de Alfaguara. En primera fila, Isabel Moreno, madre de Isabel Polanco; su marido, Alfonso López Casas, y dos de sus hijas.

"Isabel y yo compartíamos una química especial como seres humanos que trascendía el lado artístico", aseguró Diego el Cigala, quien dedicará su próximo disco, Dos lágrimas, a Isabel Polanco. "Ella estuvo en la audición de mi último trabajo y le gustó mucho", añadió el cantaor. Su disco estará en la calle el próximo 1 de junio.

A una cita tan especial no quisieron faltar muchos de los amigos de Jesús de Polanco y su hija Isabel. Representantes de la política, la cultura y el mundo editorial recordaron con nostalgia la personalidad de ambos. El ministro de Cultura, César Antonio Molina, acudió nada más finalizar el primer Consejo de Ministros del nuevo Gobierno. Entre los políticos presentes se encontraban las diputadas del Partido Popular Ana Pastor y Beatriz Rodríguez Salmones y la ex concejala de IU, Inés Sabanés. También acudió Carmen Romero, esposa del que fuera presidente del Gobierno Felipe González. El director de la Real Academia Española, Víctor García de la Concha, el editor Francisco Pérez González, que se fundió en un cariñoso abrazo con Isabel Moreno, y escritores como José María Guelbenzu, Almudena Grandes, Luis García Montero o Marcos Giralt no quisieron perderse este homenaje. Emma Coen, viuda de Fernando Fernán-Gómez, el dramaturgo José Luis Gómez, los actores Álvaro de Luna y Pepe Viyuela, el cantante Víctor Manuel y la realizadora y presidenta de la Academia de Cine, Ángeles González Sinde, miembro del jurado del Premio Alfaguara, también acudieron al acto.

"Isabel era una persona que no dejaba de luchar y de creer en las cosas buenas". Las lágrimas de Diego el Cigala se quedan para su disco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de abril de 2008