El nuevo Gobierno

Las medidas del Gobierno contra la crisis ascienden a 10.000 millones

Solbes asegura que el superávit da margen para frenar la desaceleración

El plan anticrisis del Gobierno asciende a 10.000 millones de euros. El vicepresidente y ministro de Economía, Pedro Solbes, avanzó ayer en Washington, en la cumbre del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial, que el Ejecutivo aprobará el próximo viernes un paquete de medidas para hacer frente a la desaceleración, consecuencia de las turbulencias financieras internacionales y de la más que probable recesión en la construcción. "Hay suficiente margen de maniobra para hacer frente a los riesgos que planean sobre la economía española, y las medidas más inmediatas ascienden a 10.000 millones", resumió.

El plan se ajusta a la tradicional receta socialdemócrata ante las crisis, que consiste en aplicar rebajas fiscales y medidas de gasto para dar aire a la economía. Solbes destacó que el Ejecutivo "ha reducido la deuda pública y alcanzado superávit presupuestarios en los últimos cuatro años", una disciplina que ahora permite poner en marcha esas recetas. Los 10.000 millones suponen casi la mitad del superávit de 2007.

Más información
De la Vega: "No hay ningún problema en este Gobierno"

"Reducción de impuestos, liquidez y facilidades para obtener financiación para las empresas y para construir vivienda protegida". Así sintetizó Solbes el paquete anticrisis que aprobará el Consejo de Ministros. La rebaja fiscal corresponde a la asignación de 400 euros a todos los contribuyentes prometida en campaña electoral, con la esperanza de que se traslade al consumo. Supone unos 5.000 millones de euros, a los que hay que añadir 1.000 más para los autónomos. Y se dejará ver en las nóminas de junio, como menor retención en el impuesto sobre la renta (IRPF).

Instrumentos financieros

Fuentes de Economía explicaron que el resto del paquete -4.000 millones- no sale directamente del presupuesto, sino que supone utilizar los instrumentos financieros del Estado en favor de las empresas y de la construcción de vivienda protegida. Se trata de respaldar a las firmas para que accedan más fácilmente al crédito ante las dificultades que están teniendo para obtener préstamos por las turbulencias financieras. La crisis crediticia ha secado el mercado interbancario y dificulta el acceso al dinero.

Aunque Solbes no lo citó, el plan incluye también un adelanto de las devoluciones de IVA a las empresas, que ahora se demoran un año, facilidades a las familias para que amplíen sin coste el plazo de su hipoteca y un plan de recolocación de parados, principalmente los procedentes de la construcción.

Sobre la firma

Claudi Pérez

Director adjunto de EL PAíS. Excorresponsal político y económico, exredactor jefe de política nacional, excorresponsal en Bruselas durante toda la crisis del euro y anteriormente especialista en asuntos económicos internacionales. Premio Salvador de Madariaga. Madrid, y antes Bruselas, y aún antes Barcelona.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS