Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El nuevo Gobierno

Cinco caras nuevas y sin Caldera

Zapatero nombra a Carme Chacón ministra de Defensa - Por primera vez habrá más ministras que ministros - El presidente crea el Ministerio de Igualdad

El recién investido presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, conformó ayer un Gobierno en el que, por primera vez en la historia de España, figurará una mujer al frente del Ministerio de Defensa. En el que, además, habrá más mujeres que hombres y en el que también por vez primera se creará un Ministerio de Igualdad. Zapatero inició y cerró en la tarde de ayer las consultas para la formación del nuevo Ejecutivo, cuya composición dará a conocer hoy oficialmente en La Moncloa, una vez que se lo comunique al jefe del Estado en el Palacio de la Zarzuela. La continuidad es el rasgo dominante del nuevo Gobierno, en el que entran cinco nuevos ministros y salen cuatro del anterior Gabinete.

Entra Miguel Sebastián con dos ministras de su confianza

El núcleo duro del Gobierno -las dos Vicepresidencias; los titulares de Exteriores y Justicia- continúa, con una excepción, el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, que lo abandona a petición de Zapatero, que le ha encargado "tareas importantes en el campo de las ideas", según señaló el ministro cesante. Será la puesta en marcha de una fundación, una especie de motor ideológico del PSOE, dotada de medios, con proyección nacional e internacional.

La salida de Caldera ha sido una de las principales sorpresas del nuevo Gobierno ya que, además de su amistad y vinculación a Zapatero desde el inicio de su carrera, su gestión en materia laboral y social ha sido una de las más brillantes de la legislatura, con lo que fue premiado por el presidente del Ejecutivo para coordinar el programa electoral de las pasadas elecciones.

Otra sorpresa ha consistido en la continuidad de Magdalena Álvarez al frente del Ministerio de Fomento. Álvarez ha sido la ministra más contestada del Gobierno esta legislatura por su gestión en la crisis de las infraestructuras de Cataluña especialmente y sus complicadas relaciones con los representantes del Gobierno de la Generalitat y los medios de comunicación.

En el terreno de las novedades, cabe destacar como figura emergente la de Miguel Sebastián, ex jefe de la Oficina Económica de La Moncloa y ex candidato socialista al Ayuntamiento de Madrid. Zapatero no sólo no ha tenido en cuenta su fracaso en las elecciones municipales de mayo del pasado año sino que le ha colocado al frente del Ministerio de Industria Comercio y Turismo. Lo mismo ha hecho con otras dos personas de su confianza, la guipuzcoana Cristina Garmendia, de 45 años y de profesión biomédica, al frente del nuevo Ministerio de Innovación y Desarrollo, y Beatriz Corredor, registradora de la propiedad que acompañó a Sebastián en su aventura municipal, que dirigirá Vivienda.

Zapatero también ha tenido en cuenta la clave territorial. La presión del dirigente socialista andaluz, Manuel Chaves, ha sido decisiva para que el presidente mantenga a la malagueña Magdalena Álvarez en Fomento e incorpore a Bibiana Aido, futura ministra de Igualdad. La cuota catalana está representada por Carme Chacón, dirigente del PSC -que cambia la cartera de Vivienda por otra de mayor peso, la de Defensa-, y por el alcalde de L'Hospitalet de Llobregat y presidente de la Diputación de Barcelona, Celestino Corbacho, que será nuevo titular de Trabajo e Inmigración.

Garmendia, al frente de Innovación, conforma la cuota vasca del Ejecutivo, que no existió en la pasada legislatura, en la que toda la representación de Euskadi en las altas instituciones del Estado se limitó al presidente del Senado, Javier Rojo, que sigue en ese puesto. La cartera de nueva creación que ocupará la ministra guipuzcoana rompe además con la tradición de que los ministros vascos ocupen los departamentos de Interior o Administraciones Públicas.

Los cuatro ministros que abandonan el Gobierno son, además del titular de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera; la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, el titular de Industria, Joan Clos, y el de Defensa, José Antonio Alonso, designado portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados.

Zapatero ha diseñado un nuevo esquema de Gobierno con la creación de dos nuevos ministerios, el de Innovación y Desarrollo y el de Igualdad. Ha unificado Agricultura y Medio Ambiente, cuya titular será Elena Espinosa, lo que ha conllevado la salida de Cristina Narbona, titular de Medio Ambiente desde 2004. También ha unificado los ministerios de Educación y Asuntos Sociales, cuya titular será la anterior responsable de Educación, Mercedes Cabrera. A su vez, se ha creado un nuevo ministerio de Trabajo e Inmigración, cuyo titular es Celestino Corbacho, alcalde de L'Hospitalet de Llobregat y presidente de la Diputación de Barcelona. Este nuevo esquema de Gobierno responde al interés de Zapatero en ajustar la acción de su Ejecutivo a los nuevos retos sociales, según manifestó en la precampaña electoral.

Otra sorpresa de la jornada fue la confirmación de Carme Chacón al frente de Defensa. Todas las previsiones apuntaban que Chacón -primera mujer que se convierte en responsable del Ejército y que se encuentra en avanzado estado de gestación- abandonaría Vivienda, pero la mayoría se inclinaba porque se convirtiera en la nueva titular de Asuntos Sociales.

A última hora de ayer, Zapatero trataba de convencer al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para que siguiera en su cargo. Pérez Rubalcaba se resistía a la continuidad por razones familiares. Finalmente, aceptó la continuidad al frente de un ministerio en el que ha obtenido importantes éxitos en la lucha contra el terrorismo.

El presidente del Gobierno comunicará al rey Juan Carlos la nueva composición del Ejecutivo mañana, e inmediatamente después hará públicos los nuevos nombramientos. El siguiente acto relevante será la toma de posesión de Zapatero como jefe del Ejecutivo. Tendrá lugar el próximo 14 de abril, fecha del 77º aniversario de la proclamación de la Segunda República.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de abril de 2008