Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia exige acceso permanente a las bases del escudo antimisiles

Los rusos deben estar presentes permanentemente en las bases europeas del escudo antimisiles de EE UU, dijo ayer el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov. Se trata, en su opinión, de una medida necesaria si realmente Estados Unidos quiere disminuir la preocupación que causa en Moscú el despliegue de un radar en la República Checa y misiles interceptores en Polonia. Ambas instalaciones son necesarias, según Washington, para impedir posibles ataques de Corea del Norte e Irán. Para Rusia son una amenaza directa contra su seguridad nacional.

"Para nosotros es importante ver hacia dónde mira cada segundo ese radar y lo que sucede en la base de interceptores polaca", dijo Lavrov durante una entrevista emitida ayer por la radio Eco de Moscú. Sin embargo, se lamentó Lavrov, "en las propuestas que hemos recibido, a diferencia de las ideas discutidas oralmente, no se habla de presencia permanente, sino de que nuestros oficiales puedan ser enviados en comisión de servicio a las embajadas en Polonia y República Checa y trabajar en esas instalaciones en condiciones de reciprocidad".

Lavrov se refería a las ideas que intercambió con Condoleezza Rice en Sochi, en la cumbre del adiós entre George W. Bush y Vladímir Putin. El apartado sobre el escudo antimisiles en la declaración final sobre colaboración estratégica fue discutido hasta último minuto por ambos jefes diplomáticos.

Hay que decir que en ese documento, como dice Lavrov, "dejamos claramente establecido nuestro desacuerdo" con los planes de emplazar elementos del sistema de defensa antimisiles estadounidenses en Europa del Este y al mismo tiempo, "mostramos nuestra satisfacción porque los estadounidenses comprendieran, por lo menos, que estamos realmente preocupados con la perspectiva de sus sistemas nucleares y defensa antimisil en Europa". Checos y polacos ya han anunciado que no desean ver a los rusos en las instalaciones que EE UU desplegará en sus países. Al respecto Lavrov señaló que, normalmente, son los estadounidenses los amos y señores en sus bases.

Sea como fuere, Lavrov advirtió que Rusia responderá al emplazamiento de elementos del escudo en Europa con "medidas técnico-militares". En cualquier caso Rusia debe diseñar misiles capaces de penetrar todo sistema de defensa antimisiles. "No es una cosa personal, no es contra EE UU, no es que estemos enojados; se trata de acciones absolutamente indispensables para garantizar la seguridad de la Federación Rusia. Actuar de otra manera sería irresponsable".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de abril de 2008