Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:Premios Ortega y Gasset de Periodismo

"Cada 'blog' puede ser una gota de agua contra el muro"

La cubana Yoani Sánchez ha abierto un espacio de debate en Internet

El blog de Yoani Sánchez ha recibido en marzo más de cuatro millones de visitas, y eso que sólo puede actualizarlo un par de veces por semana a lo sumo. ¿Qué tiene este sitio que tanta gente quiere echarle un vistazo? Quizá es una ventana abierta en Cuba en un momento propicio. Este blog "fresco y personal, que no quiere generalizar sino permitir un debate entre cubanos" ya no es de quien lo administra, una habanera de 32 años. "Ya es de todos los comentaristas, y eso que empecé con él sólo como un ejercicio de exorcismo de mis fantasmas personales, donde yo me preguntaba sobre la realidad en la isla", dice sonriente por teléfono.

¿Y cuáles son sus opiniones sobre el régimen cubano actual? "Creo que se están moviendo cosas, que hay cambios para poner en la mesa un poco más de comida, pero también necesitamos libertad y la lentitud y la tardanza en los avances sociales crea mucha frustración. No sólo queremos poder utilizar los celulares, también queremos que haya partidos políticos, que nos podamos reunir y asociarnos libremente", explica con toda rapidez Sánchez. Ahora su blog, Generación Y, que ha luchado contra los bloqueos por parte del Gobierno cubano, recibe uno de los premios Ortega y Gasset. "Yo creo que el Gobierno no puede desconocer este premio, sería escandaloso seguir bloqueándolo o emprender acciones contra mí. De alguna forma, el premio me protege", dice. "Pero creo que la mayor protección es intentar actuar cada día como si fuéramos libres, dar ese paso, quitarnos la máscara".

A Yoani Sánchez le alegra que se reconozca la labor de los blogueros, un formato que se ha ido "metiendo en nuestras vidas y que es una manera de llevar a la óptica humana lo cotidiano de cada país, con una perspectiva personal". "No pretendo ser analista ni periodista", dice.

"El discurso oficial en Cuba está anquilosado, por eso los blogs ofrecen una perspectiva fresca, son como gotas de agua, y cada una de ellas, cayendo contra el muro, puede acabar haciéndole mucho daño, tirándolo. Los jóvenes dominan la tecnología y pueden sentirse motivados a expresar sus opiniones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de abril de 2008