Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda augura nuevos imputados por el fraude de Irún

Dice que no se puede demostrar relación entre los Bravo

El diputado de Hacienda y Finanzas de Guipúzcoa, Pello González, de EA, cree que en el futuro puede haber nuevas imputaciones por el fraude descubierto en la oficina tributaria de Irún, encabezado presuntamente por el que fuera su director José María Bravo.

González explicó ayer que en este momento están sometidas a inspección 50 personas físicas o jurídicas que, "de una u otra manera, han tenido que ver con la trama", por la que también están imputados la mujer de Bravo, Rosa Cobos, y sus socios Pilar Gracenea y Pedro Atristain.

En caso de que en esas revisiones aparecieran indicios penales, Hacienda pondría la información a disposición de la Fiscalía, según subrayó el diputado, quien ve bastante probable que puedan darse nuevas imputaciones.

El actual titular de Hacienda señaló que "a día de hoy" no se puede demostrar "una relación directa" entre los hermanos José María y Víctor Bravo. Pero dicho esto, insistió en que una persona que actúa con la "absoluta impunidad" con la que lo hizo José María Bravo "da pie a pensar que se sentía con las espaldas cubiertas por parte de la dirección política de la casa", cuyo director de Hacienda durante buena parte del tiempo que José María permaneció en Irún fue su hermano Víctor, ex senador del PNV.

González hizo estas declaraciones tras comparecer ante la comisión de las Juntas Generales que investiga las posibles responsabilidades políticas en este caso. Allí dio cuenta de los 12 nuevos expedientes que en marzo entregó en el Juzgado de Instrucción número 2 de Irún, encargado de la investigación, y que se suman a los 37 que ya estaban en su poder. El quebranto al fisco se eleva así a 8,1 millones de euros. De esta cantidad, los presuntos responsables de la trama se habrían apropiado de 1,6.

El citado juzgado ha rechazado archivar las causas contra Gracenea y Atristain, como pedían los imputados, al considerar que en este momento es "prematuro" pronunciarse sobre el sobreseimiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de abril de 2008