Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad dispensará gratis 'la píldora del día después' antes del verano

La entregará con un preservativo y un folleto para prevenir embarazos

La conocida como píldora del día después, uno de los fármacos más eficaces que se conocen para evitar los embarazos no deseados, será dispensada por Osakidetza de forma gratuita y con receta antes del verano. Euskadi se unirá así a las comunidades que ya la distribuyen gratis y que en España son la mayoría. El consejero de Sanidad, Gabriel Inclán, anunció en noviembre del año pasado, al presentar el proyecto de presupuestos para 2008, la intención de su departamento de financiar este medicamento anticonceptivo, pero entonces no aclaró si sería gratis o los usuarios tendrían que costear una parte. La decisión ya se ha tomado tras unos meses de debate y, según pudo saber este periódico, se ha optado por la gratuidad. En estos momentos, las mujeres que desean acceder a este medicamento deben pagar casi 20 euros en la farmacia.

La mitad de las adolescentes que se queda embarazada opta por abortar

El departamento última la compra de este producto y ha contactado con las dos empresas que la ofrecen, las multinacionales farmacéuticas Chiesi y Bayer. Chiesi lo comercializa con el nombre de Norlevo, mientras que Bayer lo hace con la denominación Ostinor. La píldora del día después se ofrece en una dosis única de 150 miligramos del principio activo levornogestrel. "Todo estará listo antes de verano", confirmó un portavoz del departamento. Junto a la píldora, se entregará un preservativo y un folleto explicando la forma de evitar los embarazos no deseados.

Según los últimos datos correspondientes a 2005, la tasa de gestaciones interrumpidas en Euskadi entre mujeres de 15 a 44 años asciende al 5,4 por mil, lo que supone un crecimiento de un punto con relación a 2004 (4,4). En total, 2.383 mujeres decidieron interrumpir un embarazo no deseado. A pesar de esta subida, la tasa sigue muy por debajo de la media española (9,60). En el caso de las adolescentes, la mitad de las que tienen entre 15 y 19 años y que se queda embarazada opta por abortar, una situación que ha ido en aumento en los últimos diez años, cuando apenas rozaba el 20%.

El vicepresidente de la Sociedad Española de Contracepción, el ginecólogo vasco Roberto Lertxundi, resalta que la dispensación gratis de la píldora del día después es una cuestión de "justicia social". "Todas las jóvenes que viven en las comunidades limítrofes tienen acceso a este medicamento de forma gratuita". Sobre si bajarán con su dispensación los embarazos no deseados, dice: "Los jóvenes no se dejan educar fácilmente, pero la obligación de la Administración es emplear todas las medidas que pueda para reducir los riesgos. Y con la píldora del día después se reducen esos riesgos de una forma muy considerable".

Este medicamento anticonceptivo puede evitar el embarazo si se toma hasta 72 horas tras el coito. Su efectividad supera el 90% si se toma dentro de las 24 horas siguientes a las relaciones sexuales. Euskadi era hasta ahora una de las cinco comunidades que no financiaban la píldora del día después, junto a Madrid, Valencia, Canarias y Castilla-La Mancha. El argumento que había retenido a las autoridades sanitarias vasca a dar el paso era el temor a que su consumo se disparara al dispensarse gratis y perdiera su auténtico valor. Lertxundi rebate este argumento con los datos de las comunidades que la ofrecen gratis desde hace unos años, como Cantabria, donde han disminuido los abortos.

25.000 usuarias

Una vez que comience su dispensación gratuita, las usuarias tendrán que acudir a los servicios de urgencias de los hospitales o los Puntos de Atención Continuada (PAC), abiertos de continuo, y explicar lo que les ha ocurrido al médico. Éste les prescribirá una receta y en el mismo centro se les facilitará el medicamento. En la actualidad, las mujeres tienen que acudir a la farmacia con una receta del médico de cabecera o de urgencias y pagar de su bolsillo los casi 20 euros que cuesta.

Una vez que se consume la gratuidad, la aspiración de la Sociedad Vasca de Contracepción es que ni siquiera haga falta receta para acceder al medicamento. En ninguna comunidad española se ha dado este paso. Al contrario de lo que ya ocurre en Estados Unidos, donde no es precisa la receta. "Lo ideal es que no sea necesaria la prescripción, que sea libre", resalta el ginecólogo Roberto Lertxundi.

Desde que en 2001 el Ministerio de Sanidad aprobó el uso de este producto, sus ventas se han multiplicado por cinco. El año pasado, las farmacias españolas vendieron más de medio millón de unidades. En el caso de Euskadi, la principal compañía farmacéutica que distribuye la píldora en España cifró en 25.000 las usuarias de la píldora del día después cada año. Se trata de una cifra que se mantiene estable en el tiempo: de las 24.300 en 2003 a las 25.000 consumidas a lo largo de 2007.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de abril de 2008

Más información