El Parlamento obliga a Sanidad a pagar ayudas a los pacientes por desplazamiento

El Departamento de Sanidad tendrá que estirar su presupuesto y sufragar los desplazamientos que realizan los pacientes crónicos a los centros sanitarios para recibir los tratamientos médicos prescritos por Osakidetza. La comisión de Sanidad del Parlamento aprobó ayer esta iniciativa con los votos de PSE, PP y EHAK, que endosaron así una derrota al tripartito, que votó en contra.

La iniciativa partió de los socialistas, quienes la transaccionaron con el PP. EHAK sumó después sus votos. La propuesta consta de tres apartados. Por una parte, insta al Gobierno vasco a incrementar la cuantía de las ayudas para gastos de manutención y hospedaje hasta los 90 euros al día para los acompañantes de los pacientes, cuando éstos tengan que ser hospitalizados fuera de su territorio o de la comunidad autónoma.

Además, el Departamento de Sanidad debe sufragar económicamente los desplazamientos de los pacientes desde su domicilio hasta el centro, servicio o establecimiento sanitario dentro de la comunidad para recibir tratamiento de hemodiálisis, radioterapia, quimioterapia o rehabilitación. Es decir, tratamientos para enfermos crónicos. Y también deberá extender estas ayudas a los pacientes que se trasladen a un territorio diferente del suyo dentro de la comunidad para ser diagnosticados u operados.

Por otra parte, los sindicatos ELA, LAB, UGT y ESK han convocado para este mes asambleas en los centros sanitarios para informar a los trabajadores de la situación en la que se encuentra el conflicto que mantienen abierto con Osakidetza. A finales del pasado mes de marzo, el resto de centrales suscribieron el acuerdo de condiciones laborales con la dirección del Servicio Vasco de Salud, lo que contribuyó a desactivar el conflicto. Pero ELA y LAB, que suman la mayoría en la mesa sindical (con el 40% de representación) se oponen a ese acuerdo y pretenden conocer la opinión de los trabajadores sobre el mismo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS