Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luesma actúa contra los pueblos con calles dedicadas a etarras

El delegado del Gobierno requiere la documentación a ocho municipios

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Paulino Luesma, ha requerido a ocho municipios vascos los acuerdos por los que en su día atribuyeron el nombre de miembros de ETA a calles o plazas de sus localidades. En concreto, el delegado del Gobierno solicita a los alcaldes de Leioa, San Sebastián, Astigarraga, Elgeta, Zizurkil, Etxebarri, Amorebieta y Durango que le remitan en el plazo de un mes el acuerdo y ha anunciado que a partir de entonces ejercerá las actuaciones que procedan.

Paulino Luesma considera que la existencia de vías públicas con el nombre de miembros de ETA supone una vulneración del derecho fundamental al honor y un atentado contra la dignidad, no sólo de las víctimas de los delitos cometidos por esas personas, sino de toda la sociedad que, "desde hace muchos años, demasiados años, viene sufriendo las consecuencias de la actividad de la banda terrorista". En opinión del delegado del Gobierno, estos acuerdos municipales son "nulos de pleno derecho en la medida en que vulneran el derecho fundamental al honor de las víctimas de los delitos cometidos por las personas de esta forma homenajeadas". Además, estas resoluciones vulneran la Constitución y, según la doctrina del Tribunal Superior vasco, son contrarias a derecho, porque una institución pública no puede adoptar acuerdos de enaltecimiento de personas vinculadas al crimen.

El pasado 18 de marzo el Gobierno ya requirió al Ayuntamiento de Hernani para que procediera a anular el acuerdo adoptado el 24 de marzo de 1982 por el que se daba el nombre del etarra José Manuel Aristimuño a un parque del pueblo. Si ese requerimiento no es atendido, el Gobierno impugnará el acuerdo en la vía contencioso -administrativa.

Las familias de Miguel Ángel Blanco y Fernando Múgica, presentaron recientemente en el juzgado sendas querellas porque en Zizurkil existe una plaza con el nombre de José Luis Geresta, que intervino en los dos atentados. En la misma localidad tiene una calle el etarra Joxe Arregi, que murió en 1981 a consecuencia de las torturas que sufrió tras su detención en Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de abril de 2008