Dos periódicos renovados para forjar un espacio público europeo

Los directores de EL PAÍS y 'La Repubblica' debaten sobre prensa y democracia

Los periódicos son el espejo de un país. Vertebran la democracia y hacen posible el avance de las sociedades. Son instrumentos hechos de tinta y papel capaces de mantener vinculados a millones de lectores y crear una ciudadanía ilustrada. Así es como perciben la función de los periódicos el director de La Repubblica, Ezio Mauro, y el director de EL PAÍS, Javier Moreno, que ayer debatieron sobre España e Italia al espejo: Dos países, dos diarios, en un encuentro celebrado en el Instituto Italiano de Cultura y moderado por la periodista de El Periódico de Catalunya Rosa Massagué.

La Repubblica y EL PAÍS tienen vidas paralelas. Ambos nacieron en 1976, en periodos en los que la democracia atravesaba por momentos frágiles tanto en España como en Italia, y ambos han afrontado recientemente una profunda renovación estética y de contenidos. Pero sobre todo, lo que une a La Repubblica y a EL PAÍS es una mirada común de ver Europa. En este sentido, los dos directores coincidieron en alertar sobre el populismo que irrumpe el espacio público. "El ciudadano cree en Italia que puede prescindir de la política y del Estado. Hay una desilusión preocupante, que es el caldo de cultivo para el populismo", dijo Mauro. Esta situación puede transmitir una óptica muy peligrosa: "La de simplificar y convertir a los ciudadanos en público", precisó.

Mauro: "El populismo fue un agujero por el que se coló Berlusconi"
Moreno: "En España fue Aznar quien intentó destruir el espacio común"

Para Moreno no se puede hablar del futuro de la democracia sin hablar del futuro del periodismo y al revés. "Los periódicos afrontamos problemas gigantescos. Hay fuerzas antidemocráticas que pretenden deshilachar el espacio público necesario para conformar la democracia", dijo.

El director de La Repubblica consideró que "el populismo fue un agujero por el que se coló Berlusconi", mientras que el director de EL PAÍS consideró que "en España fue Aznar quien intentó destruir el espacio común de los ciudadanos". Y afirmó que España atraviesa por una crisis "muy seria", alentada, entre otros medios, por la cadena radiofónica de los obispos, que contribuye a "demoler" ese espacio público.

A la hora de abordar el papel de los periódicos, Mauro consideró que "sobrevivirán si son útiles en una democracia que cambia". "No los mata un exceso de política", replicó Moreno. Lo que ha de hacer la prensa es discutir con el poder. Los diarios tienen la obligación de referirse a la política, pero como dijo Mauro han de afrontarla sin que la política hable de sí misma. Moreno sostuvo que ahora estamos purgando el exceso de seguidismo de las declaraciones de los políticos. "España afronta un dilema gravísimo que puede durar más de una década, el problema de la inmigración, ante el que la derecha se enfrenta sin los complejos de culpa que tiene la izquierda, que ante este asunto y ante otros juega con una mano en la espalda".

Mauro enfatizó su modo de entender la relación con el poder. Los periódicos son "autocráticos y democráticos, ponen en discusión todo lo que dicen, constantemente, pero tienen el valor de transformar al cliente, al lector, en un miembro de la comunidad. Los periódicos sirven para cambiar la política".

Durante el debate se planteó si España ha superado a Italia económicamente. Para el director de EL PAÍS esta es una polémica absurda aunque dijo no entender por qué Zapatero "que tiene tantos elementos para defender su trayectoria" recurrió a esas cifras. Mauro coincidió: "La guerra entre España e Italia es una guerra que no interesa a nadie".

También la Iglesia tuvo su protagonismo. A Zapatero se le ve en Italia como un punto de referencia de la izquierda porque "ha modernizado España, le ha dado derechos civiles y ha afrontado la laicidad"; en cambio, cuando habla el Papa lo hace sobre una plaza italiana, dijo Mauro. Moreno puntualizó: "Sí, habla sobre una plaza de Roma, pero aquí suena como si lo estuviera haciendo desde la Catedral de la Almudena".

El director de <i>La Repubblica,</i> Ezio Mauro, y el director de EL PAÍS, Javier Moreno, durante el debate moderado por Rosa Massagué.
El director de <i>La Repubblica,</i> Ezio Mauro, y el director de EL PAÍS, Javier Moreno, durante el debate moderado por Rosa Massagué.BERNARDO PéREZ

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción