Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas aplaza la ampliación del uso de luces para faenar en Marruecos

Los pescadores muestran su desilusión, pero volverán a estas aguas en abril

La comisión mixta para el seguimiento del acuerdo pesquero con Marruecos, reunida desde el lunes, finalizó ayer en Bruselas sin abordar la principal preocupación de los barcos andaluces, la de la ampliación del uso de luces por la noche para mejorar las capturas. Este asunto tendrá que esperar a junio para volver a plantearse. Los pescadores recibieron esta noticia con "desilusión", aunque, en el caso de Barbate, el municipio gaditano con más licencias de pesca para faenar en el caladero norteafricano, todos los barcos tienen previsto volver a esas aguas en abril, cuando acabe la parada biológica.

El sector estaba indignado porque la ministra les llamó "privilegiados"

El acuerdo pesquero entre la Unión Europea y Marruecos, cuya entrada en vigor cumplirá un año el próximo mes, incluía permiso para utilizar luces en los barcos sin límite hasta la zona de Asilah y sólo una hora hasta Kenitra, más al Sur. Para los pescadores andaluces la utilización de focos es fundamental para obtener rentabilidad en sus viajes hasta el caladero norteafricano. El uso de lámparas atrae al pescado hasta sus redes, lo que aumenta considerablemente las capturas en cada lance. Los armadores consideran que el máximo tiempo de una hora en la zona de mayor pesca es insuficiente para conseguir los necesarios beneficios que superen los gastos del trayecto.

El sector pesquero andaluz había reclamado antes de la reunión en Bruselas que Marruecos eliminara esos límites, pero este asunto ni siquiera se ha abordado en la comisión mixta. Habrá que esperar hasta junio, cuando se cumpla un año desde la última reunión que abordó el uso de luces, que fue la que permitió una hora de luces hasta la zona de Kenitra. "Esto es la prolongación de la agonía en la que estamos, sobre todo, en el cerco Norte", se lamentó el presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Andalucía, Manuel Peinado, quien reconoció la "desilusión" por la falta de avances.

La ministra Elena Espinosa había indignado al sector por llamar a los pescadores andaluces "privilegiados" al poder utilizar luces a pesar de que la legislación marroquí lo prohíbe para sus barcos. La cofradía barbateña había lamentado estas declaraciones porque sus pescadores han visto barcos marroquíes utilizar focos y porque, a su entender, la crisis que sufren impide hablar de trabajadores privilegiados. "Somos empresas y buscamos la rentabilidad y, de esta forma, trabajar es inviable porque no hay beneficios", explicó el patrón mayor de la cofradía barbateña, José Manuel Martínez. El presidente de los armadores andaluces, Pedro Maza, reclamó a las administraciones españolas que sigan trabajando en ampliar el uso de luces. "El sector pesquero de Barbate y el de Andalucía no está atravesando su mejor época. Estamos en una profunda crisis así que no creo que tengamos ningún privilegio", aseguró.

La reunión de la comisión mixta sí ha abordado otra de las cuestiones que estaban preocupando a los armadores andaluces: la obligatoriedad de descargar parte de las capturas en puerto marroquíes. Las actas de ese encuentro admiten que los barcos comunitarios no tendrán que cumplir este requisito hasta que no mejoren las instalaciones de los muelles norteafricanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de marzo de 2008