El impacto económico de las ferias es de 2.372 millones, el 1% del PIB

Restauración, hoteles, servicios a empresas y comercio, los más beneficiados

Es casi ya una costumbre calcular y celebrar el dinero que cada gran evento que se desarrolla en la Fira de Barcelona deja en la capital catalana; el último, la reciente cita mundial de la telefonía móvil, que reunió en la ciudad a 50.000 congresistas y cuyo impacto estimado ascendió a 140 millones de euros.

La Universidad Pompeu Fabra (UPF) ha buscado vida más allá de Barcelona y ha hecho números sobre qué efectos tuvieron sobre la economía las 411 ferias, 375 comarcales y muchas de ellas sin control de entrada, que en 2006 acogió Cataluña. El resultado de su investigación arroja estas cuatro cifras: el gasto total en que se tradujeron las ferias catalanas sumó 1.669,7 millones de euros; su impacto sobre el empleo fue de 26.748 puestos de trabajo; el empuje de la producción de bienes y servicios que generó en la economía se contabilizó en 2.372,2 millones, aproximadamente el 1% del PIB o generación de riqueza de Cataluña, y el valor añadido bruto (VAB) de la actividad ascendió a 1.167,5 millones.

A efectos comparativos, las ferias aportan un VAB equivalente al 0,67% de todo el de la economía catalana, un honroso lugar por detrás de sectores como el del automóvil, el químico, el maltrecho textil y la agricultura. El trabajo, dirigido por el profesor Carles Murillo -que al hacerse por primera vez no permite seguir la evolución de este impacto en los últimos años-, hace una proyección que va más allá de los efectos directos de las ferias en los gastos de consumo que realizan visitantes y expositores. Sí subraya la importancia de los efectos inducidos que las ferias tienen sobre el resto de ramas de la actividad económica de la comunidad.

Los restaurantes y bares, los hoteles y alojamientos varios, las firmas que ofrecen servicios empresariales y los comercios son, por este orden (véase el cuadro adjunto), los cuatro sectores que más se benefician de la creciente actividad de las ferias, según el estudio, presentado por el secretario de Comercio y Turismo, Emili Valero.

De los citados 2.372 millones de impacto sobre la producción de bienes y servicios, el 72,8% corresponde a los efectos que se derivan de lo que consumen tanto los visitantes (10,85 millones en 2006) como los expositores (42.851) de las ferias. El resto corresponde al gasto en inversión.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS