Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ejército turco se retira del norte de Irak

La incursión de ocho días ha causado 240 muertos entre la guerrilla kurda

El Ejército turco se retiró ayer del norte de Irak tras ocho días de incursión militar contra las bases del grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), según informó ayer el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas. "La operación ha logrado sus objetivos y nuestras tropas han regresado a sus bases", señala el comunicado, que precisa que la decisión "se ha tomado al margen de cualquier influencia extranjera". La víspera, el secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, en una breve visita a Ankara, había instado a Turquía, país miembro de la OTAN, a concluir la operación "lo más rápidamente posible".

El ministro de Exteriores de Irak, Hoshyar Zebari, confirmó la retirada turca de su territorio y se felicitó por esta decisión.

Según la cúpula castrense turca, durante la incursión murieron 240 militantes del PKK y se destruyeron las infraestructuras de la organización armada, principalmente en torno a la base de Zap. Los muertos en las filas del Ejército turco ascienden a 30, aunque el PKK aseguró haber matado a más de un centenar de soldados. La retirada ha provocado malestar en algunos sectores turcos, que consideran que en ocho días no ha sido posible barrer todas las bases del PKK. El comunicado castrense subrayó que el fin de la misión no era la total neutralización del PKK, sino "mostrar a la organización que el norte de Irak no es un lugar seguro para terroristas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de marzo de 2008