Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"¡Lárgate, pobre imbécil!"

Sarkozy intercambia insultos con un hombre que no quiso darle la mano en la Feria de Agricultura

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha dado otro paso más en su viaje hacia los puestos más bajos de popularidad en las encuestas. El sábado, cuando recorría la Feria de Agricultura en París, rodeado de seguidores, el presidente alargó la mano hacia un agricultor y éste le advirtió:

-No me toques, que me ensucias.

Sarkozy, que acababa de saludar muy sonriente a varios asistentes a la feria, espetó al campesino:

-¡Pues lárgate, lárgate, pobre imbécil!

"[Sarzokzy] no se puede comportar como cualquier ciudadano. Él es el presidente de la República, tiene que dar ejemplo", declaró pocas horas después François Hollande, primer secretario del Partido Socialista.

El incidente fue registrado por la cámara de un teléfono durante 45 segundos y difundido en la Red, donde lo vieron ayer millones de internautas. El autor de la filmación es un periodista de 30 años llamado Stéphene Puccini, propietario de una pequeña agencia que vendió las imágenes a Le Parisien. Puccini grabó la secuencia sin siquiera darse cuenta del incidente -"había un ruido de diablos", comentó- y sólo se percató una hora después, cuando pudo visionar la cinta.

El presidente francés viene sufriendo desde hace varias semanas un descalabro en las encuestas de popularidad. Ayer, una encuesta situaba su popularidad en un 38% -nueve puntos menos que el mes anterior- frente el 57% que respalda al primer ministro, François Fillon.

No es la primera vez que Sarkozy, como presidente, pierde los nervios en público. En otra ocasión, durante una gira por Bretaña, el presidente fue insultado por un pescador que no se prestó a servir de figurante en imágenes de supuesto respaldo popular. Entonces, Sarkozy retó al pescador con un "¡ven aquí y dímelo a la cara!".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de febrero de 2008