La investigación por evasión en Alemania se amplía a bancos

La fiscalía de Bochum confirmó ayer que ha extendido a varios bancos alemanes la investigación que lleva a cabo sobre 1.000 de las mayores fortunas de Alemania, acusadas de evadir 4.000 millones de euros al paraíso fiscal de Liechtenstein. Uno de estos bancos, el prestigioso Metzler, reconoció públicamente que tres de sus empleados están en el foco de las pesquisas.

Estas informaciones imprimen un nuevo giro a las presiones de la canciller alemana, Angela Merkel, sobre Liechtenstein, al que ha exigido una mayor transparencia. Ahora puede que sean los propios bancos alemanes los que tienen un papel activo en la evasión mediante la creación de fundaciones en Liechtenstein.

Estas fundaciones (hay más de 70.000 según el Ministerio de Finanzas), a diferencia de las españolas, no necesitan tener un fin social, apenas pagan impuestos y no están obligadas a declarar quién se beneficia de sus cuentas. El país, con 35.000 habitantes, atesora fondos bancarios por valor de 100.000 millones.

Más información
Tirón de orejas a Mónaco en la lucha contra el blanqueo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS