Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Se barruntan bodas en Internet

La oferta de Microsoft por Yahoo! abre la puerta a un movimiento de consolidación más amplio en el sector

Soplan aires de consolidación en Internet. El melón lo abrió hace diez días Microsoft, al lanzar una suculenta oferta sobre Yahoo!, como vía para sumar fuerzas frente a Google, que domina el lucrativo negocio de la publicidad que circula por la Red. Y esta maniobra obligó a especular sobre el futuro de otros actores, como AOL, que podría desprenderse en breve de Time Warner si encuentra a su príncipe azul.

Ya nadie se cree que Internet se escapa al control de las empresas. Quizá fuera en los orígenes de la red de redes. Ahora sólo hay que ver el fuego cruzado que libran Microsoft y Google para darse cuenta de los intereses que se mueven en el ciberespacio. La batalla no ha hecho más que empezar. Y el órdago está provocando reacciones acaloradas en la industria y entre los analistas sociales.

El contraataque por parte de Google para frenar a Microsoft puede venir a través de una alianza con AOL Time Warner

El dominio de Google en el negocio de la publicidad en Internet es tan grande que será difícil que las autoridades pongan trabas a Microsoft

Unas compañías controlan las infraestructuras que hacen posible Internet. Otras, los servicios de acceso. Y luego están las que utilizan la plataforma electrónica global para distribuir contenido. Dos años antes del estallido de la burbuja tecnológica ya se hablaba de consolidación. Lo que no se podía imaginar entonces es que las autoridades reguladoras tendrían que examinar si la combinación de dos portales como MSN y Yahoo! podía dañar a la competencia.

Microsoft ofrece 30.000 millones de euros. En el centro del debate está el control del negocio de la publicidad en Internet, donde Google es el líder indiscutible. La tarta publicitaria se valora en 54.000 millones para 2010. Nicholas Carr, uno de los expertos en el sector de la tecnología, cree que la maniobra de Microsoft dice mucho sobre los cambios que se están viviendo en Internet y lo difícil que será competir en el futuro.

Batalla por la publicidad

La explicación es simple a partir de la reflexión que hace Carr. Microsoft concentró su éxito en el control casi total del mercado de los sistemas operativos para ordenadores personales a través del programa Windows. Hoy es menos importante e Internet ha convertido el PC en una ventana para comunicarse, más allá que un instrumento de trabajo. Y como sucede con los medios de comunicación tradicionales, el dinero se hace a través de la publicidad.

Microsoft sabe que está perdiendo la batalla en Internet. Su portal MSN Live ocupa el tercer lugar y su nombre no dice tanto como Yahoo! o Google, que tienen una imagen de marca consolidada en los servicios que se ofrecen, desde el buscador, pasando por las noticias y mapas, mensajería electrónica e instantánea, por no citar, otra vez, la publicidad.

La clave para ganar terreno a Google estará en cómo crearán una única plataforma capaz de hacer dinero, en lugar de sumar el tráfico que tiene la una y la otra para atraer más anunciantes. El sistema publicitario de Yahoo! y su web proveen además a Microsoft un canal de distribución de sus programas informáticos. Por eso, Michael Kassan, de Media Link, cree que la combinación de estos dos referentes irá en beneficio de los consumidores y de las empresas, porque será una alternativa en el futuro al gigante que está construyendo Google.

Y cuando una transacción de este calibre tiene lugar en cualquier industria, como señala Morton Pierce, del despacho de abogados Dewey & LeBoeuf, los otros actores del sector deben redefinir sus posiciones estratégicas. "Esto puede desembocar en una mayor consolidación", augura. Las piezas, de hecho, empezaron a moverse de inmediato. Y Wall Street buscó a la siguiente presa.

Los títulos de Time Warner se dispararon tras conocerse las intenciones de Microsoft, esperando que alguna otra compañía pusiera un precio suculento sobre la mesa por AOL. Hace siete años fue precisamente AOL la que compró Time Warner por 83.500 millones, convirtiéndose en la mayor compañía de medios del planeta. Pero el negocio de Internet empieza a ser un agujero sin fondo para el conglomerado. Lehman Brothers cree que la oferta de Microsoft sobre Yahoo! puede complicar los planes de Time Warner para reforzar los servicios de AOL. Y en el peor de los casos, para poder desprenderse de ella a buen precio si no consigue meterla antes en el negocio de la publicidad en red. "Éste es el año en el que la nueva AOL debe funcionar o no", señalan desde Gamco Investors.

La compañía está valorada en 11.200 millones. Pero AOL atraviesa por serios apuros. Sus beneficios caen en picado y también sus ingresos, mientras ve cómo se le escapan abonados. "Está peor que Yahoo!", advierten desde Fifth Third Asset Management. Time Warner podría deshacerse de su filial de Internet para concentrarse en las cadenas de televisión por cable, como CNN y HBO, y en los estudios de cine.

Para eso necesita a alguien que la quiera. Esta falta de posibles compradores es también suscitada por Pali Research. Aunque recuerda que AOL tiene una base tan grande de suscriptores (9,3 millones) a su servicio de mensajería electrónica que es muy difícil que la compañía se evapore de la noche a la mañana. Por eso, entre los nombres que podrían estar interesados, se cita a Comcast y la tienda electrónica eBay.

Otros analistas ven factible incluso una alianza entre Google y AOL, si finalmente Yahoo! llega a un acuerdo con Microsoft. Sería su mejor opción. De hecho, Google ya pagó hace dos años unos 675 millones por el 5% del capital de AOL y se convirtieron en socias. Y además, la filial de Time Warner podría ayudar al buscador a desarrollar sus sistemas de presentación de la publicidad.

Pero si no se materializa ninguna de estas alternativas, en Wall Street tienen claro que AOL tendría muy difícil sobrevivir en un negocio controlado por Google y Microsoft. Google podría también hacer un acercamiento a Yahoo! para evitar que Microsoft se haga con el control, lo que podría obligar a desmembrar la compañía para poder superar el examen de las autoridades de competencia.

Ante tanto revuelo, el fundador y consejero delegado de Yahoo!, Jerry Yang, enviaba una carta a sus 14.000 empleados para comunicarles que le llevará tiempo sopesar las diferentes alternativas. Aunque lo más probable es que no tenga otra opción que la de aceptar la petición de boda de Microsoft. Entre tanto, anima a los empleados a que sigan adelante con el proceso que denomina de "transformación estratégica".

Otra de las posibilidades es que Yahoo! forje una alianza con la plataforma social MySpace de News Corp. Pero como señalan los analistas de Gartner, con el precio que pone Microsoft y la cantidad de recursos de que dispone el gigante informático, "será muy difícil encontrar otro pretendiente que esté dispuesto a pagar una prima mayor". La de Microsoft es un 62% superior al precio al que cotizaban las acciones de Yahoo! antes de conocerse la oferta.

Los expertos señalan que el dominio de Google en el negocio de la publicidad en Internet es tan grande que es muy difícil ver a las autoridades planteando problemas a la operación, porque en este momento se necesita a otro actor que provea una rivalidad efectiva y real. Por eso creen que se trata de una compra con sentido estratégico, aunque la integración de Microsoft y de Yahoo! puede ser compleja por las diferencias de cultura y estructura corporativa.

Nuevo campo de batalla

Google provocó un punto de inflexión en la industria tecnológica al anticipar el componente social de Internet. Por eso Microsoft está tan interesado en tomar posiciones en este campo, que ha tenido muy descuidado en los últimos cinco años.

Ray Ozzi, el nuevo hombre fuerte de Microsoft, y que en la década de los ochenta demostró sus dotes de visionario al desarrollar un programa (Lotus Note) que facilitó el trabajo en equipo, se ha dado cuenta de la debilidad de la compañía. El contraataque ya se sabe: una millonaria oferta por Yahoo!. El portal aportará a Microsoft una plataforma ideal para distribuir sus programas informáticos de consumo y para los negocios de Internet, además de incrementar los ingresos publicitarios como ya hace Google.

Aunque la batalla se centre ahora en el reparto de la tarta publicitaria, la llave que puede conceder el liderazgo futuro en el sector quizá esté en los dispositivos inalámbricos. John Delany, analista de Ovum, recuerda que en este momento no hay un portal en Internet u operador de telefonía móvil que lleve la delantera para llevar la red a la pequeña pantalla. Por eso ve ahí un mercado potencial de miles de millones de usuarios que Microsoft puede explotar, lo que da más sentido aún a su oferta por Yahoo!. Google ya está dando importantes pasos en este nuevo escenario mediante acuerdos con operadores de móvil como AT&T, Vodafone o T-Mobile. Una fusión entre Microsoft y Yahoo! podría equilibrar el pulso en este negocio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de febrero de 2008

Más información