Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Nunca imaginé un éxito semejante"

El promotor de la protesta es un ingeniero que convocó la campaña en Internet

La mayor movilización que se haya convocado nunca contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) comenzó en Internet. La promovió un ingeniero civil de 33 años reconvertido en informático y afincado en la ciudad colombiana de Barranquilla. Hasta hace un mes no había tenido más participación en la política de su país que la de ejercer su derecho al voto. Se llama Óscar Morales y nunca pensó que la idea de convocar una manifestación iba a tener una repercusión tan grande. Morales trabaja en el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), una institución pública que adoptó la red social de Internet Facebook como herramienta de comunicación entre los estudiantes.

"Facebook tiene unos 70 millones de asociados en el mundo y sólo dos millones en Colombia. El 4 de enero decidí incluir en Facebook.com la campaña Un millón de voces contra las FARC. Sólo pretendía recoger firmas. Nunca imaginé un éxito semejante".

El primer día se sumaron 1.500 personas a su propuesta. El segundo, 4.000. Y al tercero, Carlos Andrés Santiago, un internauta de Bogotá, le propuso convertir la protesta en una gran manifestación en Colombia. Se dieron de plazo un mes: la manifestación discurriría por las calles colombianas el 4 de febrero. Después comenzaron a llegar cibermensajes procedentes de muchos países. "Cuando vimos la seriedad de esos correos armamos un equipo de trabajo internacional", comentó Morales en conversación telefónica.

"El éxito ha sido apoteósico. Se trata de la mayor movilización en la historia de Colombia. Entre 15 y 20 millones de personas han salido a las calles", añadió Morales. "Los partidos políticos han intentado apoderarse de nuestra convocatoria, pero ha sido la ciudadanía en pleno quien se ha manifestado. Y esto no va a detenerse aquí. La sociedad colombiana despertó por fin de la indiferencia en que estaba sumida. A los violentos les diremos que no descansaremos hasta que liberen al último de sus secuestrados".

Carlos Andrés Santiago, estudiante de farmacia, de 22 años, se mostraba ayer desde Bogotá exultante. "Más de 130 ciudades en el mundo se han movilizado. En Bogotá convocamos concentraciones en seis puntos y los seis estaban a reventar. Los promotores éramos jóvenes pero vino gente de todas las edades. A partir de hoy se inicia un nuevo camino".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de febrero de 2008