Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Indecente" y "provocador", según la oposición

Los jefes de la oposición al Gobierno regional (PSOE e IU) han velado armas durante seis días hasta comprobar cuál era la actitud del ex consejero de Sanidad Manuel Lamela tras conocerse la sentencia que absuelve a Luis Montes, ex coordinador de Urgencias del Severo Ochoa, de mala praxis profesional. Éste fue acusado, perseguido y denunciado por Lamela por supuestas sedaciones irregulares, que han sido rechazadas por la justicia.

Tras la comparecencia del consejero, los portavoces de PSOE e IU no esperaron mucho para entrar en batalla y exigieron responsabilidades a Lamela por su actuación. El secretario general del PSM, Tomás Gómez, calificó ayer de "intolerables e indecentes" las declaraciones del consejero. Gómez pidió la dimisión de Lamela o que la presidenta regional, Esperanza Aguirre, asuma su responsabilidad. "Hemos comprobado que Lamela no tiene voluntad de asumir su responsabilidad política por esos tres años de daños causados a la sociedad madrileña", indicó. El líder de los socialistas madrileños señaló que "la justicia ha puesto las cosas en su sitio y ha demostrado que los médicos hacían su trabajo con un alto nivel de profesionalidad".

La portavoz de IU en la Asamblea, Inés Sabanés, calificó a Lamela como un "provocador" que "ni asume ni acata el mandato de la justicia, y sigue persiguiendo a los médicos del Severo Ochoa". Sabanés manifestó que le parece un "escándalo que después del auto y después de tantos días sin aparecer, Lamela tire de manual del PP para contestar a los medios cuando él es quien tiene la mayor responsabilidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de febrero de 2008