Miles de campesinos toman el centro de la capital de México

Los agricultores rechazan el acuerdo comercial con EE UU

Miles de campesinos a pie, en tractores, camiones y remolques que cargaban vacas y caballos tomaron ayer el centro de la capital de México, en una movilización multitudinaria para protestar contra el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) firmado por México, Estados Unidos y Canadá, y el fin de la protección arancelaria a los productos del sector agropecuario desde el pasado 1 de enero.

Los manifestantes confluyeron en la capital mexicana procedentes de diversos Estados, convocados por sindicatos y organizaciones agrarias bajo la consigna "Sin maíz no hay país".

Los organizadores confiaban en reunir a 200.000 personas en la megamarcha que anoche avanzaba desde el monumento del Ángel de la Independencia, en el paseo de la Reforma, hacia la plaza del Zócalo, en el corazón de la ciudad.

Los manifestantes exigen la renegociación del capítulo agrícola del TLCAN. El tratado se firmó en diciembre de 1992 y entró en vigor de manera progresiva en enero de 1994. La entrada sin aranceles de productos provenientes de Estados Unidos, como arroz, maíz, avena, jengibre, azafrán y trigo, y la importación de carne ha provocado la protesta de los productores mexicanos, que reclaman salvaguardas comerciales.

La entrada en México a arancel cero de grandes cantidades de maíz, producto básico en la dieta de los sectores populares, supone un duro golpe para el sector agrario. Ante los riesgos que el TLCAN entrañaba para México en el capítulo agrario, el Gobierno federal prometió medidas de apoyo al campo y reiteró los grandes beneficios que reportaría el tratado con Estados Unidos. Pero las promesas no se cumplieron.

Los alimentos son cada día más caros, la producción es insuficiente y el abastecimiento de los sectores más pobres está en riesgo ante la volatilidad de los mercados internacionales. El campo mexicano vive una situación de abandono y sus habitantes no tienen mejor opción que la emigración ilegal al vecino del Norte. Este círculo vicioso ha despoblado extensas regiones del país.

La protesta contra el TLCAN ha generado controversia entre las fuerzas políticas. El Partido Alternativa Socialdemócrata calificó de cínicas las organizaciones sindicales y centrales campesinas que convocaron la megamarcha, porque en su día apoyaron el tratado y, desde su firma, "no destinaron recursos económicos en infraestructura, desarrollo tecnológico y capacitación".

Un agricultor mexicano muestra una pancarta mientras arde un tractor a su espalda, en las protestas en México.
Un agricultor mexicano muestra una pancarta mientras arde un tractor a su espalda, en las protestas en México.EFE

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 31 de enero de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50