El abandono de la empresa por la mujer cuesta caro

La Cámara cifra en casi mil millones "la pérdida de talento femenino"

Es también cuestión de dinero. La presencia escasa de mujeres en la cúpula de las empresas cuesta a la economía catalana 977 millones de euros, equivalentes al 0,5% del producto interior bruto (PIB) de 2006. Así lo ha calculado la Cámara de Comercio de Barcelona, cuyo presidente, Miquel Valls, apremió ayer a las empresas a aprovechar el talento de las mujeres y subrayó la "dificultad" de mantener un Estado de bienestar sin que la mujer se integre a fondo en el mercado laboral.

La cifra surge de la siguiente reflexión y del siguiente cálculo: en 2006, se contabilizaron 71.041 personas inactivas entre 16 y 64 años de edad en Cataluña pese a que tenían formación superior. De ellas, 51.818 (el 73% del total) eran mujeres. El saldo resultante de 32.595 da idea del grado de abandono prematuro del mercado laboral por parte de las mujeres. La Cámara lo multiplica por el salario medio anual de una directiva o profesional con estudios universitarios de segundo o tercer ciclo, que sitúa de media en 29.982 euros, y de ahí saca el coste de "la pérdida de talento femenino".

Pocas y peor pagadas

Los datos están incluidos en el informe El impacto económico de la pérdida de talento femenino, que el gabinete de estudios ha elaborado este enero con datos de estadísticas oficiales interrelacionados con un estudio de la Fundación CIREM sobre lo desaprovechadas que están las competencias de las mujeres en el mercado laboral.

Sobre la base de encuestas a más de 4.200 empresas, se deduce que aunque el 61% de empresas tiene a mujeres entre sus cargos directivos, su peso sobre el total no pasa del 26%. El sector hotelero y la distribución comercial son los que sumarían más cargos directivos mujeres. El que menos, la construcción.

A este desequilibrio de representación se le suma el que persiste en la remuneración. El 68% de las empresas encuestadas por la Cámara admiten que la retribución de las mujeres "es inferior a la de los hombres en el mismo nivel de responsabilidad". Si se consideran sólo las respuestas de las mujeres, el porcentaje se eleva al 81%.

El 87% de las empresas están de acuerdo parcial o totalmente con la afirmación de que el nivel de formación y las habilidades directivas son similares entre hombres y mujeres. De modo que la Cámara concluye que el motivo de la escasez de las mujeres en la cúpula de las empresas es la persistente dificultad para conciliar las vidas familiar y laboral. La entidad propone horarios laborales más en línea con el resto de Europa, mayor cobertura de la red de guarderías para niños de hasta tres años, un sector público que agilice el desarrollo del sistema de atención a la dependencia y un mercado laboral más igualitario a través de incentivos y no sanciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 23 de enero de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50