Análisis:EL ACENTOAnálisis
i

La columna de Fidel

El próximo domingo hay elecciones generales en Cuba. Fidel Castro se presenta como diputado. Pero esta vez hay dudas sobre si seguirá siendo presidente. En términos electorales nada ha cambiado. Estos comicios son una farsa. Los cubanos no tienen derecho a elegir, sólo a votar por lo de siempre. Luego Fidel decidirá.

Aunque cedió sus poderes a su hermano Raúl de forma "provisional" en julio de 2006, Fidel sigue bien vivo a sus 81 años y pese a su enfermedad. Recibió al presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, durante dos horas y media, de las que gran parte se perdieron en las palabras del verborreico cubano. Como no puede ya dirigirse a las masas, se ha convertido en columnista de Granma, donde publica unos textos que suscitan luego interpretaciones sobre su significado. ¿Qué quiere decir cuando pide "cambios estructurales"? Ciertamente, no pasará a la historia como columnista.

No deja de resultar un tanto ridículo que Lula no sólo fotografíe a Fidel, sino que se deje fotografiar fotografiándole. O su insistencia, que desmiente la mirada de Fidel en estas fotografías, en que "está muy bien de salud, con una lucidez como en los mejores tiempos". Si acaso será como en los peores tiempos. El presidente brasileño, de popularidad teflón, no necesita encuentros como éste con el último de los dictadores latinoamericanos en ejercicio. Fidel ha conseguido mantener una imagen que perdura en parte de América Latina por su resistencia frente al vecino gigante y por haber hecho de Cuba un ejemplo de igualitarismo... en la pobreza. Pero el Brasil de Lula nada tiene que aprender ni tomar de la Cuba de Castro. Ni siquiera fotos de un dictador viejo y decadente.

Algunas cosas están cambiando en Cuba, pero mientras esté Fidel, con cargo o sin él, no empezará una verdadera transformación. El presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón, ha dicho que el domingo "los cubanos y cubanas tendrán la oportunidad única de dar un categórico sí a la Patria, a la Revolución y a la independencia". Ojalá tenga razón en lo de única y las siguientes elecciones sean sin Fidel y por fin ya libres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 17 de enero de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50