Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Alianza de Civilizaciones se podrá nutrir de fondos privados

EE UU matiza que aún no ha confirmado su contribución

El I Foro de la Alianza de Civilizaciones concluyó ayer en Madrid tras la aprobación de las primeras propuestas del proyecto de diálogo entre culturas y religiones lanzado por España y Turquía bajo el paraguas de Naciones Unidas.

El alto representante de la ONU para la Alianza, el ex presidente portugués Jorge Sampaio, presentó las medidas acordadas, entre las que destaca la posibilidad de que sus programas se nutran de fondos de donantes privados.

El propio Sampaio confirmó que ya había tanteado a fundaciones filantrópicas como las encabezadas por el estadounidense Bill Gates, presidente de Microsoft, y el propietario del grupo Virgin, el británico Richard Branson, para que colaboren con la Alianza.

Las iniciativas presentadas en el Foro, que suman hasta 135 millones de euros, proceden de fondos de miembros de las realezas de Qatar y Jordania. Hasta el momento, España y Turquía habían patrocinado casi en exclusiva la puesta en marcha del proyecto. Varios de los 32 países representados por sus Gobiernos en el Foro de Madrid siguieron ayer los pasos de España al anunciar sus propios planes nacionales de acción sobre la Alianza de Civilizaciones.

Estados Unidos, por su parte, matizó ayer las palabras de ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, quien dio por sentado que Washington participaría, mediante un proyecto con una universidad marroquí, en la Alianza. Un portavoz de la Embajada en Madrid declaró que su país "está finalizando planes para contribuir", pero aún no ha adoptado una decisión. "Queremos saber más sobre cómo va a funcionar y cómo se van a gestionar y desarrollar los programas".

Estados Unidos no forma parte del llamado Grupo de Amigos de la Alianza de Civilizaciones, integrado por 82 países y organizaciones internacionales, pero su embajador en España, Eduardo Aguirre, asistió al Foro de Madrid en calidad de observador.

De la Vega lamenta la actitud del PP ante el Foro

"Lamento profundamente que haya quienes, en lugar de unir su voz al clamor de una ciudadanía que reclama paz y entendimiento, intente denostar y desprestigiar el trabajo de quienes nos esforzamos por hacer posible que esa paz y ese entendimiento se conviertan en realidad". La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, no mencionó a nadie durante su intervención de clausura del Foro de la Alianza de Civilizaciones. Pero no era aventurado deducir que se refería al presidente del PP, Mariano Rajoy. En un acto público, el pasado martes, el líder de la oposición ironizó sobre el escaso peso político de los asistentes al Foro.

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, le respondió ayer que la cita de la Alianza de Civilizaciones no era una cumbre política, sino más bien un encuentro informal al estilo del foro económico que se celebra en la ciudad suiza de Davos y que, pese a ello, habían acudido seis jefes de Estado o Gobierno y más de 30 ministros. Lo cierto es que las críticas del PP a la Alianza de Civilizaciones vienen de lejos. "Es lamentable que siga habiendo quienes entienden que robustecer la razón frente al prejuicio, reforzar el diálogo frente a la ignorancia y fortalecer la paz frente a la confrontación, es luchar contra corriente", insistió la vicepresidenta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de enero de 2008

Más información