"Que sea la mujer la que decida"

En España el aborto es un delito salvo en tres supuestos: violación (hasta las 12 semanas), malformación fetal (hasta las 22 semanas) y grave peligro para la vida o la salud física o psíquica de la mujer (sin plazos). Sin embargo, muchas voces reclaman una ley de plazos como la que existe en países como Alemania, Francia, Bélgica u Holanda.

Que se modifique la ley del aborto (de 1985) por una ley de plazos, es una de las reclamaciones de la asociación Acai, que asegura que la ley actual "no cubre la demanda social existente en nuestra sociedad". Esta asociación, que agrupa a la mayoría de las clínicas acreditadas para la interrupción del embarazo en España, sostiene que esta ley daría una mayor seguridad jurídica tanto a las mujeres como a los profesionales que practican abortos en España.

"Reclamamos una ley de plazos donde sea la mujer la que decida qué quiere hacer sin ningún tipo de tutela por parte del Estado", dice Francisca García, vocal para Andalucía de la asociación Acai. Para esta organización, lo ideal sería una ley de plazos hasta las 12 semanas y a partir de ahí un sistema de indicaciones como el que existe ahora.

En 2006 se realizaron 101.592 interrupciones voluntarias del embarazo, un 10% más que el año anterior. Esta cifra no deja de crecer desde la despenalización del aborto en 1985. Los grupos antiabortistas mantienen que con la ley de plazos este número de abortos crecería aún más. Sin embargo, las asociaciones explican que esta modificación de la normativa cubriría el 90% de las intervenciones que se realizan, ya que la mayoría de ellas se hace en las 12 primeras semanas de gestación.

La mayoría de las clínicas autorizadas tienen un límite de 22 semanas. Los centros vinculados a la Acai han acordado tácitamente no practicar abortos pasadas las 26 semanas, el límite fijado por los expertos, a partir del cual el feto puede vivir por sí mismo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS