Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Industria propone que el gas suba un 4,8% para los hogares

La CNE ve "graves defectos" en la fijación de las tarifas

La tarifa de gas natural para la mayor parte de los consumidores domésticos subirá a partir del 1 de enero próximo un 4,84%, hasta 0,44 euros por kilovatio hora (KWh), según los términos del borrador de orden sobre tarifas de gas remitida por el Ministerio de Industria a la Comisión Nacional de la Energía (CNE). El Gobierno lo aprobará previsiblemente mañana.

Este porcentaje corresponde al tramo de consumo de entre 5.000 y 50.000 KWh al año, en el que se inscribe la mayor parte de los consumidores domésticos, mientras que para los hogares con un consumo inferior a los 5.000 kWh al año el incremento será del 4,93%, hasta 0,52 euros por kWh.

Las tarifas que pagan las empresas también están divididas en dos subtramos. En el primero de ellos, en el que se encuentran los consumos que van de 50.000 a 100.000 KWh anuales (un restaurante, por ejemplo), el aumento medio ascenderá al 4,4%, cifra que supondrá 0,348 euros más por cada KWh. Por último, la tarifa de las industrias con consumos por encima de 100.000 KWh al año (un hotel o un hospital) subirá el 4,17%, lo que se traduce en 0,32 euros por KWh consumido.

La cifra preliminar ofrecida por Industria a la CNE ha sido calculada a partir de una fórmula que contempla, entre otros aspectos, el precio de la materia prima. La tarifa de gas se revisará en los meses de abril y julio, siempre y cuando la oscilación del coste de la materia prima supere el 2%.

El regulador energético ve "graves defectos" en las futuras tarifas de último recurso, un sistema de precios máximos para los hogares con consumos bajos, que entrará en vigor el 1 de julio. La CNE afirma que la propuesta no determina la tarifa de último recurso, sino que establece la tarifa de venta que transitoriamente deben aplicar los distribuidores. Asimismo, el organismo pide al Ministerio que introduzca cambios en el cálculo del coste de la materia prima y que las facturas del gas incluyan información de los conceptos utilizados en el cálculo.

Por otro lado, la CNE confirmó ayer el déficit de tarifa eléctrica de 2006, que fue de 2.213 millones de euros, un 41% menos que en 2005. El déficit de tarifa se da cuando los ingresos obtenidos mediante los recibos de la luz son insuficientes para pagar los costes del sistema eléctrico. El regulador calcula que 2007 se cerrará con un déficit de 694 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de diciembre de 2007