"Tuve la suerte de que la ventana fuera nueva; si no, me revienta"

El Ayuntamiento de Sestao tramita ayudas por el atentado

Cristina se ha pasado ya dos veces por la Oficina de Atención a las Víctimas de Sestao. Es uno de los 20 afectados que ayer reclamaron los desperfectos del último atentado de ETA, que voló a primeras horas de la madrugada del domingo el juzgado de paz del municipio.

"He tenido la suerte de que la ventana fuera nueva; si no, me revienta porque estaba a medio metro", dice con el susto aún metido en el cuerpo. "Esta noche [por la del domingo al lunes] he soñado que tenía la ventana vieja". Lleva 15 años en este piso, a escasos diez metros del lugar de la explosión. "No te esperas que pase esto en un juzgado de paz".

Un almacén, una peluquería y una carnicería, negocios más afectados

Más información

Rotura de cristales, marcos desencajados y persianas inservibles. Las reclamaciones han sido prácticamente las mismas, dice el funcionario municipal encargado de la oficina. "Al final ha sido menos de lo que parecía", añade. La explosión causó daños a cinco portales y otros tantos comercios y locales. Los daños se compensarán pero quedarán cuestiones pendientes. "El más afectado es el dueño de un almacén, que va a tener que cerrar un mes. Me decía que a ver quién le iba a pagar ese tiempo sin poder trabajar", dice el funcionario.

Los otros negocios afectados -una peluquería, una inmobiliaria, una carnicería y un estanco- han podido trabajar con cierta normalidad. "El domingo me pasé toda la mañana limpiando los cristales", asevera José Antonio Bustillo, de la carnicería Beitia. En una de las ventanas ha puesto una sabana a modo de persiana, pero ya había reemplazado los cristales hechos añicos en el atentado. En la inmobiliaria Argi necesitaron ayuda para poder acceder al negocio porque la puerta estaba desencajada y era imposible entrar. En la del juzgado varios trabajadores siguen con la retirada de escombros y ayer los funcionarios atendieron en la sala donde habitualmente se celebran las bodas. Aún no hay una cuantificación económica de los destrozos y el Gobierno vasco anunció que se reforzará la seguridad de acceso al recinto judicial.

El Ayuntamiento de la localidad, con el acuerdo unánime de todos los grupos políticos (PSE, PNV, PP, Aralar y una plataforma vecinal), ha convocado una concentración para hoy a mediodía en la puerta del edificio consistorial en rechazo al atentado de ETA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 17 de diciembre de 2007.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50