Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE ofrece 9.000 millones para la mejora energética

¿Qué puede hacer cada ciudadano para frenar los efectos del cambio climático y contribuir a un nuevo modelo energético? Ésta pregunta se la formulan muchos españoles, según la percepción del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que confía plenamente en la conciencia ecológica y medioambiental de los españoles. Para empezar, el Gobierno de Zapatero quiere que los ciudadanos contribuyan a la lucha contra el cambio climático desde sus propios hogares. Para este fin el presidente del Gobierno anunció ayer un paquete de medidas, que son compromisos electorales firmes, dentro de la primera Conferencia Sectorial de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible que ha coordinado la responsable de Medio Ambiente, Soraya Rodríguez. Las medidas, entre ayudas directas y créditos blandos, suman 9.200 millones de euros para el período 2.008-2.012

Estas son algunas de las medidas:

Subvenciones. Se creará una línea de subvención directa de 1.000 millones de euros para la rehabilitación energética de viviendas durante los cuatro años de legislatura. Estas ayudas, que no sólo van a comunidades de propietarios, sino también a personas individuales, se regularán ya desde el gobierno. Y servirán para la instalación de paneles térmicos en las fachadas y en los tejados; el cambio de viejas calderas de gas por los últimos modelos, mucho más eficaces, e incluso ayudas para la instalación de contraventanas.

Créditos blandos. Se crea una línea de créditos blandos, a través del Instituto de Crédito Oficial, de 2.000 millones de euros anuales, 8.000 en la legislatura. Esta medida permitirá a los hogares financiar la parte de la reforma de su vivienda que no quede cubierta por las ayudas directas, con créditos bonificados o blandos. Entre las dos medidas se pretende que 500.000 viviendas sean rehabilitadas y experimenten un ahorro energético notable.

Edificios y escuelas. Las ayudas económicas se completan con un fondo de 200 millones de euros para financiar obras para el ahorro energético en escuelas y edificios públicos de ciudades de 50.000 habitantes. En el programa figurarán medidas para la reducción de emisiones de CO2, incentivos que empujen a abandonar el transporte individual, potenciación de la investigación en energías renovables y promoción de los biocarburantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de diciembre de 2007