Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Efectos de la crisis financiera

Las turbulencias afectarán más a España, dice Almunia

El comisario exige a Sarkozy respeto a la independencia del BCE

La crisis financiera se notará más en España por la "estimable" deuda exterior. Ésta es la opinión que expresó ayer en Madrid el comisario de Asuntos Económicos y Financieros de la Unión Europea, Joaquín Almunia. El responsable comunitario también aprovechó su visita a España para reclamar más reformas económicas y exigió al presidente francés, Nicolas Sarkozy, respeto a la independencia del Banco Central Europeo (BCE).

"Desde el punto de vista del endeudamiento, es verdad que las condiciones de los mercados financieros están produciendo un encarecimiento de las condiciones financieras", declaró Almunia, "siendo un país [España] con la deuda que tiene, se supone que va a tener un coste mayor a la hora de refinanciarla".

El crecimiento económico español de los últimos años tiene algunos puntos oscuros. Uno de ellos es el aumento continuo del déficit exterior, que se traduce en un constante incremento de la necesidad de financiación de la economía española en el extranjero. El año pasado esta cifra casi alcanzó los 80.000 millones, cuatro veces más que en 2000.

En todo caso, el comisario europeo destacó la fortaleza del sistema financiero español: "Desde el punto de vista de la solvencia de las entidades financieras, España es un país ejemplar. Cuando ha habido algunos problemas con algunas entidades financieras en los últimos meses no se han escuchado nombres de entidades españolas".

Sin salir del ámbito nacional, Almunia también habló de la subasta de rebajas fiscales abierta a escasos meses de la elecciones generales. Pidió a los políticos españoles que a la hora de proponer bajadas de impuestos tengan en cuenta el envejecimiento futuro de la población. Y reclamó que las reformas fiscales estén cuantificadas.

En este capítulo, en cambio, se movió con cautela. Lo más parecido a una crítica que formuló Almunia fue afirmar que la propuesta del PP de eliminar el pago del IRPF para quienes ganen menos de 16.000 euros anuales no estaba cuantificada.

Otro aspecto de la economía española que tocó el comisario europeo en el acto organizado por Europa Press fue la necesidad de continuar con las reformas económicas. En concreto, sobre la necesidad de flexibilizar el mercado de trabajo afirmó que hay que ir "más allá". Y aunque eludió aclarar si esto suponía un abaratamiento del despido, sí que dijo: "Todo lo que mejore el funcionamiento del mercado laboral debe ser contemplado".

Contundente con Francia

El momento de mayor contundencia y claridad de Almunia llegó cuando exigió al presidente francés, Nicolas Sarkozy, respeto para la independencia del BCE. El comisario evitó pronunciarse sobre las decisiones del máximo órgano monetario europeo y reclamó, con énfasis, que "todos" tuvieran la misma actitud, sobre todo los que "ponen continuamente en cuestión" las decisiones del BCE. Cuando se le pidió más claridad, se refirió a la información que ayer publicaba el Financial Times, en la que el principal asesor político de Sarkozy, Henri Guaino, reclamaba que los políticos europeos tuvieran más que decir en la política monetaria comunitaria.

No fue el único punto en que mostró su discrepancia con el presidente francés. Almunia dijo que Francia tiraría "piedras contra su propio tejado" si no alcanzaba el equilibrio de las cuentas públicas en 2010, tal y como ha propuesto Sarkozy al Eurogrupo en una reunión reciente.

Sobre la crisis financiera y los bancos centrales, lo más que llegó a declarar Almunia es que estos últimos no reaccionan de forma coordinada. "Esto ocasiona que se creen situaciones de incertidumbre en el mercado sobre cuál va a ser la orientación de las políticas monetarias en los próximos meses", añadió,

El antiguo secretario general del PSOE y ex candidato a la presidencia del Gobierno rechazó su vuelta a la política española. "Todavía me queda tiempo en Bruselas. Es una ciudad plácida y se piensa muy bien", apostilló.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de diciembre de 2007