Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Examen a la educación secundaria

La Rioja, al nivel de la élite en matemáticas

Nueve de las comunidades examinadas están por encima de la media - Andalucía lucha por vencer la desigualdad

Si una comunidad ha sorprendido en PISA 2006 ha sido La Rioja. En matemáticas se sitúa no sólo 46 puntos por encima de España y 42, de los países desarrollados, sino que ha sacado la octava mejor posición entre los 57 países examinados. Esta comunidad tampoco ha quedado en mal puesto en Lectura y Ciencias (con 31 y 32 puntos más que España, respectivamente), situándose como la región con mejor puntuación de España también en Lectura y Ciencias, en esta última empatada con Castilla y León.

Es cierto que La Rioja tiene tan solo unos 11.000 alumnos en la ESO y sus buenos datos tienen que ver sin duda con ello, pero a día de hoy sorprenden sus resultados a los expertos. Es una incógnita su éxito puesto que su nivel de fracaso escolar está en la media de España, el nivel cultural de su población también y el gasto por alumno se encuentra también muy cercano a la media.

Entre las 10 comunidades autónomas españolas que voluntariamente se han presentado a esta prueba, destacan además los buenos resultados del País Vasco en Lectura (queda la segunda detrás de La Rioja), así como que todas las comunidades examinadas menos Andalucía saquen resultados en lectura por encima de la media española. Esto lleva a la conclusión de que las que no se han presentado son las que evidentemente bajan la media. Además llama la tención que en Ciencias no hay ni un solo alumno en el nivel más alto de resultados, el 6. Éste es un primer análisis por regiones.

ARAGÓN. La igualdad como seña

Los resultados en Aragón han sido buenos. Y los datos reflejan que la educación en esta comunidad es igualitaria. En el nivel intermedio de puntuación es donde se agrupa el mayor número de estudiantes. Se han evaluado 1.708 alumnos de 51 centros. De ellos, el 19% se ubica en los niveles 5 y 6 de excelencia matemática, mientras que en los niveles medios (2, 3 y 4) están el 66% por ciento, un 2% más que en la media de la OCDE. La seña de identidad de Aragón es, por tanto, que hay un escaso porcentaje de alumnos en los niveles menos cualificados.

En ciencias, esta región tiene un 8% de alumnos en los niveles máximos 5 y 6 (4,9 en España tiene un 4,9%) y un 12% en los peores niveles (donde España tienen un 19,6%).

La competencia lectora sigue la tónica general de España aunque Aragón un 3% de los estudiantes tiene alta excelencia lectora (1,79 en España y 8,56% en la OCDE) y el grueso está en los niveles medios (78,5%). En el otro lado, en el nivel más bajo, el 1, Aragón tiene un 18%. Los estudiantes aragoneses destacan, en la capacidad para explicar fenómenos científicamente, aunque no tanto en la de su identificación y en la de utilizar pruebas científicas. También son buenos los conocimientos, especialmente en el ámbito de los sistemas de la Tierra y el espacio y los sistemas vivos.

Ayer la consejera de Educación de Aragón, Eva Almunia, anunció medidas para fomentar el hábito de la lectura, felicitó a los docentes aragoneses por su trabajo y destacó la importancia de que el sistema muestre que no hay diferencias sino igualdad.

PAÍS VASCO. La apuesta lingüística

La evaluación de los resultados del informe PISA en Euskadi deja la sensación de que el vaso se encuentra medio lleno más que medio vacío. Los resultados son algo mejores que en 2003, pero tienden hacia el estancamiento, sobre todo si se tiene en cuenta que el País Vasco es la comunidad que más dinero invierte por estudiante. La mayor parte de las comunidades españolas que han participado en el estudio han superado a Euskadi en el área de ciencias; ha quedado en la mitad en cuanto a las matemáticas y se ha situado la segunda en lectura.

Aunque llama la atención los buenos resultados en el País Vasco en Lengua respecto al resto de España, realidad ha bajado algo en lectura (en castellano), en comparación con 2003, ha mejorado en ciencias y ha mantenido el rendimiento en matemáticas.

Una de las particularidades del sistema educativo vasco es la división en tres modelos lingüísticos. Los alumnos pueden estudiar en el modelo A (exclusivamente en castellano), en B (la mitad de las asignaturas se dan en euskera y la otra mitad en castellano) y en D (sólo en euskera). A la hora de analizar es conveniente atender a esta especificidad. A pesar de que la mayor parte de los alumnos de 15 (a los que se dirige la prueba) estudian en el modelo bilingüe o el euskaldún, el hecho es que el 86,4% de los 3.929 alumnos que se sometieron a la prueba la realizaron en castellano y sólo el 13,6% la hizo en euskera.

En el área de las ciencias, Euskadi mejoró su resultado de 2003 y alcanzó los 495 puntos, cerca de la media de 500 de la OCDE y superior a los 488 de media del Estado. Con el nuevo currículum la situación va a cambiar y se va a incrementar la carga horaria de esta área, lo que permitirá, según el departamento, mejorar los resultados. Por modelos lingüísticos, los estudiantes en castellano de los centros concertados logran las mejores notas.

En matemáticas, el rendimiento, con 501 puntos, se encuentra en la media de los países de la OCDE. Se trata del mismo resultado que el cosechado en 2003.

ANDALUCÍA. Un retraso histórico

El Informe PISA 2006 coloca a Andalucía en el último lugar de las 10 comunidades autónomas presentadas. La consejera andaluza de Educación, Cándida Martínez, relacionó ayer esta situación con "el histórico retraso en la educación en Andalucía antes de la autonomía,

[que fue aprobada en 1980]".

En el análisis de estos datos hay que tener en cuenta dos cuestiones: Andalucía ha obtenido una media similar a la de países mediterráneos como Italia (475 puntos), Portugal (474) y Grecia (473) y el 74% del alumnado andaluz se encuentra en niveles de rendimiento intermedios (el promedio de la OCDE es del 71% y el de España, del 75%). Un aspecto positivo que destaca del sistema educativo andaluz es su equidad (la capacidad para ofrecer una calidad similar a todo el alumnado).

CATALUÑA Peor en las materias clave

Los alumnos catalanes han tenido un ligero empeoramiento en sus resultados en la prueba de comprensión lectora y de matemáticas respecto a 2003. En ambos casos, quedan por encima del promedio español, sobre todo en comprensión lectora, donde España ha tenido una notable pérdida de puntuación respecto a hace tres años. Los puntos otorgados por el informe PISA a Cataluña para el apartado de comprensión lectora son 477, cuando hace tres años fueron 483. En Matemáticas, los alumnos catalanes obtienen 488 puntos, por debajo de los 494 de hace tres años.

Una particularidad de los resultados es que Cataluña, como en el conjunto de España, hay pocos alumnos en los extremos de puntación, en relación con la media de países de la OCDE, es decir, pocos estudiantes tienen baja puntuación, pero también pocos están en los lugares de sobresaliente o de excelencia. La mayor parte se mueven en la parte media. Y como ocurre en otros lugares las chicas son mejores en comprensión lectora y los chicos en matemáticas y ciencias. El consejero de Educación, Ernest Maragall, que los datos muestran "estabilidad".

CASTILLA Y LEÓN. El éxito del profesorado

Los buenos resultados obtenidos por Castilla y León en el informe PISA de este año, confirman la tendencia observada en 2003. Esta comunidad ha mejorado aún más y en ciencias se coloca a la cabeza, con la máxima puntuación española, junto a La Rioja. Los datos son buenos en matemáticas y mejorables en comprensión de lectura.

El consejero de Educación, Juan José Mateos, que lleva seis meses en el cargo y se encontraba ayer de viaje en París, se mostró ayer "muy satisfecho". Es "un gran éxito" para el profesorado de Castilla y León, afirmó. Su antecesor en el cargo atribuyó en su día los buenos resultados "a los contenidos curriculares y a la estabilidad en el empleo" de los enseñantes.

GALICIA. Un sistema igualitario

El sistema educativo gallego es el más igualitario de España entre colegios y el segundo del mundo después de Finlandia en el que es menor la diferencia de resultados escolares según el centro en el que se estudie. Así lo revela el informe PISA, que ha destapado además el buen rendimiento de los estudiantes de Galicia en física, química y biología, pero también sus dificultades en matemáticas y lectura.

Entre los 57 países participantes, los alumnos gallegos se sitúan en el puesto 20 en conocimientos científicos, por encima de la media española y del promedio de las naciones evaluadas. Esta destreza de los estudiantes de la ESO en ciencias, señala la evaluación internacional, es mayor de lo que se cabría esperar del nivel económico y cultural de Galicia. De las 10 autonomías examinadas, la gallega es la comunidad bilingüe que obtiene más puntos en física, química y biología -por delante del País Vasco y Cataluña-, un área de conocimiento que desde hace años se imparte sólo en lengua gallega.

Peor le ha ido a los estudiantes de Galicia en los ejercicios de lectura y matemáticas. Aunque en estos conocimientos están por encima de la media española, su comprensión de textos es inferior al promedio de los países participantes y su manejo de los números no supera este nivel.

ASTURIAS. Muchos en niveles medios

Los estudiantes asturianos se sitúan en posiciones elevadas. Según el informe PISA, los escolares de la comunidad alcanzan una nota media global en conocimiento y cultura científica de 508 puntos, 8 por encima de la media de los 57 países y 20 por delante de la media española.

Para el Gobierno asturiano es también muy relevante que sólo un país europeo, Finlandia, supere a Asturias en la escasa diferencia de resultados entre unos centros y otros, lo que para las autoridades académicas del Principado avala que la calidad docente está equilibrada y no hace distinciones entre alumnos ni centros educativos. Tampoco hay diferencia relevante entre sexos: los varones obtuvieron una media de 511 puntos, y las chicas de 506.

El 85% de los alumnos está en niveles medios de competencia (capacidad para resolver tareas de dificultad mediana). Sin embargo, sólo el 6% es capaz de solucionar problemas de dificultad alta. A la inversa, sólo el 12% está en riesgo de exclusión del sistema educativo.

Esta información ha sido elaborada por Concha Monserrat (Zaragoza), Eduardo Azumendi (Vitoria), Santiago Belausteguigoitia (Sevilla), Sebastián Tobarra (Barcelona), Francisco Cantalapiedra (Valladolid), Sonia Pérez Vizoso (Santiago de Compostela) y Javier Cuartas (Oviedo).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de diciembre de 2007