Entrevista:JEREMY RIFKIN | Economista, experto en Medio Ambiente y asesor de Zapatero

"Contra el calentamiento hacen falta tasas como el 'ecocéntimo"

Jeremy Rifkin, 62 años, ha acuñado la idea de la tercera revolución industrial para dar una respuesta práctica al doble desafío de la escasez energética y del cambio climático. El profesor estadounidense, activista contra la guerra de Vietnam y autor de libros como El fin del trabajo, ha centrado su atención en los últimos años en los retos de la energía. Rifkin es uno de los "sabios" del equipo que asesora al líder socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

Pregunta. ¿Qué piensa de la propuesta del PSOE del céntimo ecológico [descartada finalmente el pasado martes] de poner una tasa a la gasolina para financiar la lucha contra el cambio climático?

Respuesta. Es muy valiente. Esto es liderazgo. La mayoría de los políticos no se atreverían. Sabemos que si realmente queremos luchar contra el cambio climático tenemos que poner impuestos a las energías que emiten CO2.

"Europa es el único laboratorio de pensamiento en el mundo globalizado"
"Hay que ir hacia una Tercera Revolución Industrial, hacia una nueva energía"
"La energía nuclear no es la solución. Sólo presta el 5% de la energía mundial"

P. ¿Parece que se siente mejor con los líderes europeos que con los estadounidenses?

R. He vivido en Washington 37 años y he estado muy comprometido con la política en Estados Unidos. Pero desde hace 15 años he concentrado mis esfuerzos en la Unión Europea. Mi sentido común me dice que a pesar de las dificultades, deficiencias y debilidades, Europa es el único laboratorio de pensamiento en el mundo globalizado. Cuando llegan los desafíos de la globalización en el siglo XXI, las ideas decisivas y la imaginación vienen de Bruselas y de los Estados miembros de la UE.

P. Sin embargo, usted dice que los ambiciosos objetivos de la Unión para 2020 (reducción de las emisiones de CO2 en un 20%, lograr un 20% de energía renovable y un ahorro energético del 20%) no son suficientes.

R. Sí. Aunque reduzcamos las emisiones un 20% seguiremos corriendo los riesgos de un cataclismo potencial. El informe de este año, el tercero, del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático dice que lo más probable es que la temperatura suba tres grados en este siglo. Cada vez que el panel presenta un nuevo estudio el resultado es peor.

P. ¿Entonces qué propone?

R. Tenemos que ir hacia una tercera revolución industrial, hacia una nueva energía, que supere a las viejas. Tenemos que emplear energías con emisiones cero, como las renovables.

P. ¿Puede explicar más sus ideas sobre la tercera revolución industrial?

R. Las grandes revoluciones se producen cuando un nuevo régimen de comunicación coincide con un nuevo régimen de energía. La civilización de los sumerios fue tan importante porque fueron los primeros en crear una sofisticada agricultura hidrológica. Captaban el sol por fotosíntesis y lo almacenaban en forma de grano. Necesitaban para ello un complicado sistema de canales, diques y artesanos cualificados. Para ello tuvieron que hacer una revolución en la comunicación e inventar la escritura cuneiforme. Ahora estamos en la tercera revolución industrial. En los últimos 15 años hemos tenido una profunda revolución en la comunicación con Internet, satélites, ordenadores personales. Este sistema de comunicaciones convergerá con un nuevo régimen de energías.

P. ¿Cuáles son las energías de esta tercera revolución industrial?

R. El nuevo régimen se desarrollará con las energías descentralizadas organizadas por comunicaciones descentralizadas. Distingo las energías de élite, como el carbón, el petróleo, el gas y el uranio, que no se encuentran en el patio de nuestra casa, sino en ciertos lugares del mundo y que requieren una enorme inversión militar, de capital, grandes compañías e instituciones de los Gobiernos. En cambio, las energías descentralizadas las tenemos por todas partes. El sol brilla por todas partes, el viento sopla por doquier, las olas del océano, las basuras, los residuos forestales están por todas partes.

P. Pero usted ha señalado que estas energías renovables no son constantes.

R. Sí, el problema es que son intermitentes. El sol no brilla siempre, el viento no sopla constantemente. Tenemos que encontrar una manera de almacenarlas. Y aquí es cuando viene el hidrógeno. Vamos a usar el hidrógeno y las pilas de combustible de hidrógeno como un medio de almacenar la energía renovable. El hidrógeno es el nuevo transportista de la energía como el digital lo es para los medios de comunicación.

P. Muchos sospechan que los informes tremendistas sobre el cambio climático pretenden promocionar la energía nuclear. ¿Qué piensa de esta fuente de energía que acapara casi toda la investigación?

R. La nuclear es la tecnología más subvencionada y favorecida de la historia. Pero la energía nuclear, aunque no emite CO2, no es la solución. Sólo proporciona el 5% de la energía mundial. Cuatro de cada nueve de las 400 centrales existentes son viejas. Y sólo con las 400 existentes ya habrá déficit de uranio para 2025.

Jeremy Rifkin, presidente de la Foundation on Economic Trends y asesor del presidente José Luis Rodríguez Zapatero.
Jeremy Rifkin, presidente de la Foundation on Economic Trends y asesor del presidente José Luis Rodríguez Zapatero.SANTI BURGOS

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 01 de diciembre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50