Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis en la región andina

La oposición se moviliza para pedir el 'no' a la Constitución chavista

Decenas de miles de personas toman el centro de Caracas a 48 horas del referéndum

Pulso en las calles. Decenas de miles de manifestantes opuestos a la reforma constitucional que se someterá a referéndum el domingo se concentraron ayer en la avenida Bolívar, en pleno centro de Caracas. Es la primera vez desde que Hugo Chávez ganó sus primeras elecciones como presidente hace nueve años, que la oposición se concentra en este lugar tan emblemático para los manifestantes chavistas.

"¡Una dictadura como la cubana... No nos da la gana!", coreaba la gente

La reforma prevé, entre otros cambios, aumentar el periodo presidencial de seis a siete años y abolir los dos mandatos con que la Constitución actual, aprobada hace ocho años, limita el poder de los presidentes. En alusión a ese punto, los estudiantes de la Universidad Central de Caracas, la más antigua del país, desplegaron una pancarta de más de cinco metros de largo donde se leía una cita de Simón Bolívar, héroe nacional continuamente ensalzado por el presidente Hugo Chávez, pronunciada en el discurso de Angostura de 1819: "Nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo a un mismo ciudadano en el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle y él se acostumbra a mandarlo; de donde se origina la usurpación y la tiranía. Un justo celo es la garantía de la libertad republicana, y nuestros ciudadanos deben temer con sobrada justicia que el mismo magistrado que los ha mandado mucho tiempo, los mande perpetuamente".

Con camisetas blancas que contrastan con las rojas usadas por los chavistas, los manifestantes fueron copando los 1.272 metros de largo por 26 de ancho de la avenida Bolívar. "Los sectores oficialistas nos llaman sifrinos , pero la mayoría somos gente de clase humilde o media baja", señalaba el estudiante de Sociología Carlos López, en medio de gente que coreaba "¡Una dictadura como la cubana. Y no y no y noooo, no nos da la gana!". "Chávez habla de la integración, la unidad de Latinoamérica, pero hace nada por integrar a los venezolanos porque éste es el país más dividido de América", añadía López.

Los partidos y los dirigentes políticos opositores que hasta hace pocos días habían defendido la abstención por considerar que el referéndum iba a ser fraudulento, se ha ido decantado en los últimos días por votar no. Ése ha sido el caso del partido Acción Democrática y del Comando Nacional de la Resistencia, una asociación de organizaciones creada en 2005, que promovió la abstención desde que fue anunciada la reforma y ha pedido el no a sólo tres días de las elecciones.

La cara más visible de ese Comando, la del constitucionalista Herman Escarrá, se ha quedado solo en su defensa de la abstención: "Yo me identifico con un líder colombiano que dijo que en la historia a veces es preferible una bandera solitaria sobre una cumbre limpia que miles de banderas acostadas sobre el lodo. No entiendo por qué hasta hace dos días el Comando sostenía que había un fraude y ahora dicen que hay garantías porque los estudiantes se han echado a las calles. Me parece que se echa sobre los estudiantes una responsabilidad muy grande".

El miércoles, Chávez avisó de que posee pruebas de que existe un plan "monitoreado por el imperio norteamericano" para no reconocer el triunfo del sí.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de noviembre de 2007