Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:La violencia sexista y la televisión

Llamada a capítulo a las televisiones

La vicepresidenta del Gobierno asume la polémica relación entre telebasura y violencia machista. Se reunirá con las cadenas para estudiar soluciones

El Gobierno está dispuesto a actuar para evitar que en las televisiones se reproduzcan sucesos como el que acabó con la vida de Svetlana. Su novio la acuchilló pocos días después de que ambos aparecieran en el programa de Antena 3 El diario de Patricia, que intentó una reconciliación en el plató. El Gobierno quiere explorar hasta dónde llega la relación entre la televisión y la violencia machista. Por ello, ha decidido convocar a las televisiones privadas a una reunión programada para la próxima semana.

Cadenas públicas y privadas se muestran dispuestas al diálogo El PP afirma que el Gobierno está eludiendo su responsabilidad

Lo anunció ayer la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que reconoció que "las cifras no son buenas" en cuanto a violencia doméstica. Dijo que hasta ayer, 69 mujeres han muerto a manos de sus parejas en España, dato que ya supera a los globales de 2005 y 2006. La primera ley que aprobó este Gobierno era, precisamente, la que debía marcar el principio del fin de esta lacra.

"La violencia de género no puede ser un espectáculo", sentenció De la Vega, en lo que suena a llamada a capítulo a las televisiones. A continuación, aclaró que la reunión con la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (Uteca), sera "para colaborar con ellos" en la búsqueda de soluciones. La vicepresidenta no aportó detalles sobre premisas previas, objetivos o ideas de regulación de contenidos por parte del Gobierno. Tan sólo dijo que se hablará de "la mejor manera de tratar estos temas". Mencionó que existe un código de autorregulación en el tratamiento de los contenidos destinados a los menores, pero tampoco lo puso claramente como ejemplo de lo que debe hacerse.

Para el PP, con esta iniciativa el Gobierno se escuda "en los medios de comunicación para no asumir su propia responsabilidad", según su portavoz en la Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer, Susana Camarero. En los últimos días, el problema de la violencia doméstica "se está desviando hacia los medios de comunicación, intentando hacerles partícipes o cómplices o incluso encubridores", dijo Camarero. "Pero no hay justificación alguna ante un maltratador y éste tiene una actitud de maltrato con o sin medio de comunicación", afirmó.

Camarero concluyó señalando que "es lamentable e irresponsable que el Gobierno ahora intente, en lugar de asumir su responsabilidad, y pensar en qué está fallando, intentar responsabilizar a terceros, en este caso a los medios de comunicación".

Los operadores no parecen dispuestos a aceptar imposiciones por parte del Ejecutivo, pero se muestran a favor de llegar a fórmulas de autorregulación. Este fue el criterio seguido hace tres años cuando las televisiones públicas y privadas ratificaron solemnemente en el Palacio de la Moncloa un documento para proteger a los menores de la telebasura.

Pero las cadenas de muestran cautas a la hora de calibrar el alcance de la propuesta del Gobierno. "No podemos llenarnos las paredes de códigos", explican.

Antena 3, la cadena que está en el punto de mira a raíz de la aparición, en El diario de Patricia de la mujer que murió asesinada por su novio en Alicante, afirma que acudirá la reunión convocada por Fernández de la Vega "con la mejor predisposición, como siempre lo hemos hecho". Un portavoz de esta televisión indicó que después del encuentro con el Gobierno se podrá valorar "el resultado de la iniciativa".

También Tele 5 manifiesta su disposición a responder a la cita del Gobierno. Un portavoz de la cadena explicó que la convocatoria "no cambia mucho las cosas". Esta cadena se desmarca de la polémica que ha salpicado a Antena 3 y afirma que actualmente no emite programas donde los espectadores sean objeto de sorpresas: "No tenemos que rectificar la programación. Hace mucho tiempo que no tenemos formatos de ese tipo".

El grupo Sogecable se muestra, igualmente, dispuesto a colaborar "con cualquier iniciativa" que pueda ayudar a erradicar los malos tratos. La directora de Contenidos de Cuatro, Elena Sánchez, sostiene que la cadena ejerce la responsabilidad editorial del medio. "El riesgo es intrínseco al ejercicio profesional y hay que asumirlo. No creemos que los problemas se solucionen con medidas especiales para todo. Podríamos acabar en una espiral perversa".

La televisión pública no quiere permanecer ajena al debate. El director de TVE, Javier Pons, afirma que la cadena siempre ha estado dispuesta a participar en cualquier iniciativa que contribuya a erradicar la violencia contra las mujeres. "Aquí no vale diferenciar entre públicas y privadas porque es una obligación de todas". "No todo vale a la hora de programar en televisión. No se pueden sumar audiencias a cualquier precio", recuerda Pons. "Nos han de juzgar por lo que hacemos y también por lo que no hacemos, por lo que evitamos deliberada y conscientemente de nuestras parrillas".

Crímenes después del plató

- RICARDO NAVARRO, de 30 años, mata a puñaladas a su ex pareja, Svetlana. Llevaban un mes y medio separados cuando él decide intentar reconquistarla en directo, delante de toda España, en un programa de televisión. Ella accede a ir, sin saber cuál va a ser la sorpresa. Allí Ricardo le propone matrimonio. Ella le rechaza en el plató y muere degollada seis días después, el 19 de noviembre de 2007. El hombre tiene, cuando acude a El diario de Patricia, una condena por malos tratos que aún no se le ha notificado. El equipo lo desconoce.- MARIANO NAVAS y María se están separando legalmente, pero viven aún en la misma casa. A ella la llaman de un programa de televisión anunciando una sorpresa. Cuando acude a la grabación, se encuentra con su cibernovio, un hombre aquien nunca había visto en persona. Su marido ve el programa. La intenta matar con una navaja cinco días después, pero ella sobrevive. Es enero de 2005.- RICARDO SÁNCHEZ pide perdón a Teodora por sus infidelidades en televisión. Ella le perdona. Semanas más tarde, su cadáver aparece en el maletero de un coche, en septiembre de 2004. La ha matado Ricardo, según establece después la justicia. Había un largo historial de malos tratos en la relación, con denuncias por intento de agresión con arma blanca.- JOSÉ IGNACIO U. S. apuñala a su esposa porque ella se niega a ir a Lo que necesitas es amor para reconciliarse con él. El hombre ya ha pactado con el programa y ha dicho que ambos acudirán. Empiezan a discutir por la negativa de la mujer, el 14 de marzo de 1998. Él saca un cuchillo y la apuñala. Le causa varias heridas, pero no mortales.- JOSÉ PAREJO. El caso que conmocionó a España. Rocía con gasolina y quema viva a su esposa, de la que se está separando. Es Ana Orantes, de 60 años. La asesina el 17 de diciembre de 1997. Ella había acudido a televisión a contar el infierno que había sido su vida.- MIGUEL ÁNGEL A. V. apuñala a Ana Belén B., de 25. Ella lo había denunciado más de 11 veces. Va a Sabor a ti, de Antena 3, presentado por Ana Rosa Quintana, para contar su caso. El hombre llama en directo al programa y dice que no la va a molestar más. Poco después, en un centro de salud, le clava un cuchillo varias veces. No logra su propósito, matarla. Es septiembre de 1998.- LUIS PATRICIO ANDRÉS, de 36 años, mata a Mar Herrero, de 23, en Madrid. Ella pone varias denuncias en un juzgado de Alcobendas por malos tratos. Desesperada, acude a un plató de televisión para relatar su vía crucis. El asesino le monta una emboscada para matarla. La cita engañada, la mete en su furgoneta, la ata, la amordaza y la mata de dos puñaladas el 13 de octubre de 1999. Es otro de los casos que más conmoción ha causado en la opinión pública, por la intensidad y constancia de sus denuncias públicas, que no consiguieron evitar su muerte.- ANDRÉS REYES, de 26 años, mata a María Ángeles G., de 18, en Utrera (Sevilla). La joven había denunciado los malos tratos que sufría en los tribunales, la policía, el Ayuntamiento, y también había acudido al programa de televisión Siete lunas, de Canal Sur. Es noviembre de 2004.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de noviembre de 2007

Más información