El desafío iraní

Los países del Golfo proponen un banco árabe para el uranio

Arabia Saudí no permanece indiferente a la primavera nuclear que florece a su alrededor. El reino, apoyado por otros países del Golfo, ha propuesto a principios de noviembre la constitución de un consorcio multinacional para el enriquecimiento de uranio. El consorcio debería estar integrado por países de Oriente Medio y dotado con instalaciones ubicadas en algún país tercero, para ofrecer plena transparencia y control sobre sus actividades. El ente garantizaría el abastecimiento de uranio enriquecido a todos los países de la zona, incluido Irán.

"Es una idea interesante", comenta el experto Mark Fitzpatrick. "La energía nuclear no significa de por sí el desarrollo de tecnologías peligrosas. Las tecnologías sensibles, que permiten aplicaciones militares, son el enriquecimiento de uranio o el reprocesamiento de plutonio", explica el analista. "En principio, éstas no son necesarias para producir energía, porque los Estados pueden adquirir lo que necesitan en el mercado internacional".

Más información

Eso, naturalmente, crea una dependencia con el exterior y la tentación de eliminarla desarrollando internamente esas tecnologías. "Un consorcio como el propuesto representaría una garantía de abastecimiento para esos países". Y anularía el argumento de la dependencia como justificación para el enriquecimiento de uranio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de noviembre de 2007.

Lo más visto en...

Top 50