Caótico destino de un mural

Durante más de 40 años, el mural Gloriosa victoria, del pintor mexicano Diego Rivera, estuvo en paradero desconocido. En el año 2000 fue encontrado enrollado en las bodegas del Museo Pushkin de Moscú. El artista regaló esta obra de 1954 sobre un lienzo de 2u5 metros a la Unión de Pintores de la Unión Soviética durante sus años de militancia comunista. Dicha agrupación la donó a su vez al Museo Pushkin en 1958, donde fue expuesta en varias ocasiones hasta su desaparición.

Gloriosa victoria denuncia la invasión de Guatemala por fuerzas militares de Estados Unidos para derrocar al Gobierno de Jacobo Arbenz y defender los intereses de la poderosa compañía bananera United Fruit Company, en 1954. El mural contiene detalles de gran acidez hacia la política estadounidense, como una bomba con el rostro del entonces presidente de EE UU Dwight Eisenhower. Por esta razón, la exhibición fue censurada en Estados Unidos. Una inscripción de puño y letra del autor dice: "7 de noviembre de 1954. Diego Rivera. Colaboradoras Rina Lazo, Ana Teresa".

Más información
Los secretos de Diego Rivera

El mural es la pieza más importante de la exposición Diego Rivera, Epopeya Mural en el Museo del Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México hasta mediados de diciembre, que reúne la muestra más completa de uno de los máximos representantes del muralismo mexicano. Veintitrés murales transportables, que nunca habían sido expuestos juntos, y recreaciones de los frescos ejecutados en muros de edificios públicos y domicilios particulares, pueden verse de cerca en la exposición, que conmemora el 50º aniversario de la muerte del muralista mexicano, que se cumple el 24 de noviembre, y contiene más de 170 piezas hechas entre los años 1921 y 1956.

La exposición también ha recuperado el mural Girasoles (1942), pintado originalmente para el bar Ciro's, del hotel Reforma, y que fue localizado recientemente en una colección privada. Otras obras de Diego Rivera siguen desaparecidas, como Pesadilla de guerra y sueño de paz y La Cuarta Internacional.

En la muestra, que ha sido visitada por cerca de 150.000 personas, destaca la representación de los murales de Rivera que están fuera de México, como el del actual City Club en San Francisco, el Detroit Institute of Art en Michigan, la New Workes School en Nueva York y uno de los bocetos para el mural destruido en el Centro Rockefeller.

Retrato de Norteamérica, La piñata y Los niños pidiendo posada, del Hospital Infantil Federico Gómez, de esta ciudad, son algunos de los murales transportables que se exhiben en la exposición.

Mural Gloriosa victoria, de Diego Rivera, que durante más de 40 años estuvo desaparecido y se exhibe en una exposición en México.
Mural Gloriosa victoria, de Diego Rivera, que durante más de 40 años estuvo desaparecido y se exhibe en una exposición en México.
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Versión muy original

Toda la información sobre estrenos, críticas y las películas del verano en el boletín semanal de Cine
APÚNTATE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS