Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gabilondo ataca el periodismo "incendiario"

El periodista critica el trabajo de la Cope y 'El Mundo' sobre el 11-M

Los periodistas tienen la obligación de evitar que alguien escriba la historia que no fue. Iñaki Gabilondo alertó ayer del papel desempeñado por el diario El Mundo y la cadena Cope en torno al 11-M. Ambos medios han desarrollado un trabajo "socialmente muy negativo y peligroso", han utilizado un lenguaje "incendiario" para justificar la teoría de la conspiración y han producido "un daño extraordinario" a la sociedad.

Gabilondo citó algunos comentarios repetidos hasta el infinito en la radio de los obispos. "Han convencido a millones de personas de que ha habido un crimen que no se ha querido investigar. Han dicho que ETA tiene a Zapatero cogido por los vagones". Durante su intervención en el Foro de la Nueva Sociedad, el director del informativo nocturno de Cuatro consideró "inexplicable" y "escandaloso" que se hayan podido difundir tales comentarios desde la cadena de la Iglesia y aprovechó el acto para denunciar "la hipocresía de una organización que está amparando un lenguaje verdaderamente incendiario".

Tras acusar a la emisora de la Conferencia Episcopal de hacer "muchísimo daño" y de "desunir" España, aseguró que el mensaje tantas veces repetido sobre el 11-M ha calado. "Hay un 25% de ciudadanos de este país que cree que el atentado del 11-M lo hizo ETA". El periodista sostuvo que el trabajo de la Cope es "un deshonor y una vergüenza para la profesión" y se preguntó por los intereses que pudieran ocultarse tras de la teoría de la conspiración defendida al alimón por El Mundo y la Cope. Compartió la idea de que estos medios han visto "un negocio extraordinario" en la "estrategia de la desestabilización".

Gabilondo recordó que aquel 11-M fue "un auténtico espanto" desde el punto de vista informativo y justificó el error cometido por la SER al hablar de terroristas suicidas en los trenes. "Fue una información entre ocho millones de informaciones" y se transmitió tras "cumplir todos los pasos del reglamento periodístico". Admitió que fue un error y que como responsable de Hoy por hoy, pidió perdón.

El 11-M llevó a Gabilondo a preguntarse ¿cómo se gestiona la caducidad informativa? y ¿cuánto dura una noticia? La respuesta la encontró en una frase pronunciada por el diputado de CiU Jordi Jané: "El que primero calla, gana".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de noviembre de 2007