Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Merkel intenta salvar la crisis con sus socios del SPD

Los socios de la gran coalición de Alemania, democristianos (CDU/CSU) y socialdemócratas (SPD), se esfuerzan en superar sus diferencias de gobierno. Tras varias semanas de duros intercambios verbales, agudizados tras el congreso del SPD, en una reunión de cuatro horas que duró hasta la medianoche del domingo al lunes se limaron diferencias, se lograron algunos compromisos y se aplazó una semana la decisión sobre varios puntos conflictivos.

El congreso del SPD en Hamburgo, con el giro a la izquierda en sus resoluciones, agudizó los conflictos en la coalición de gobierno en Berlín. La canciller democristiana, Angela Merkel, sigue fiel a su táctica de tomar el sol en cubierta mientras otros se sofocan en la sala de máquinas. Tras un viaje de cuatro días por India, Merkel regresó a Berlín para partir de inmediato en una visita relámpago a las tropas alemanas en Afganistán.

Para el próximo fin de semana Merkel está invitada a visitar al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, en su rancho de Tejas. Entre viaje y viaje, la canciller tuvo la oportunidad de enseñar los dientes al SPD. Sostuvo Merkel que no está dispuesta a poner en peligro lo logrado hasta ahora en la recuperación económica y reducción del paro por dar gusto a las pretensiones del SPD.

Cuando la legislatura ha pasado el ecuador y se avecinan tres elecciones regionales importantes, en Baja Sajonia, Hesse y Hamburgo, CDU y SPD necesitan presentarse atractivos al electorado. Los puntos de conflicto son numerosos. Algunos venían de lejos y otros se añadieron en el congreso del SPD, como la limitación de velocidad a 130 kilómetros por hora en las autopistas a la que Merkel ha dicho: "Conmigo, no".

La lista de diferencias abarca subvenciones a las familias que cuidan a sus niños en casa, revisión de la suspensión de deducciones fiscales por desplazamientos del domicilio al trabajo, privatización de los ferrocarriles o prolongación de prestaciones por paro a los mayores de 50.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de noviembre de 2007