Multada una doctora por agredir a una enfermera

Un juez ha condenado a la doctora Mercedes H. S. a pagar 1.200 euros de multa por agredir a la enfermera Fanny Dávila con la que trabajaba en una empresa de Castellbisbal (Vallès Occidental). La sentencia obliga además a la médico a indemnizar con 450 euros a la enfermera.

Los hechos sucedieron el 14 de agosto cuando, enzarzadas en una discusión, la doctora golpeó en la cara a la enfermera, que cayó al suelo y se hizo daño en un labio. Según la víctima, que es ecuatoriana, se trata de un caso de violencia racista puesto que la doctora la llamó "sudaca de mierda", aunque la expresión ofensiva no ha quedado probada en la sentencia.

La resolución del juez de Rubí explica que "ambas mantenían tensas relaciones provocadas por la carencia de entendimiento" y porque la doctora consideraba "incompetente" a la víctima. La enfermera cree que su compañera "estaba resentida" porque un juez había resuelto, en un litigio anterior con el jefe de un Centro de Atención Primaria, que no podía trabajar en ningún centro del Instituto Catalán de la Salud.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de noviembre de 2007.