Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sube un 15% el consumo de marisco congelado

Los gallegos aumentaron en un 15% el consumo de marisco congelado durante 2006, acercándose a los 4 kilogramos de consumo por persona al año. La compra de marisco congelado es, de todos los productos de la pesca (pescado fresco o congelado, marisco fresco o congelado y conservas) la que más está creciendo en España en los últimos años.

Un estudio de mercado elaborado por la empresa Pereira, una de las firmas pesqueras más importantes de Galicia, revela que el consumo de marisco congelado aumenta especialmente en diciembre, en el que se triplica el gasto medio del resto de los meses del año.

Curiosamente no es Galicia el mayor consumidor de pescado (fresco y congelado) de España. El estudio revela que el gasto per cápita más elevado se produce en Cantabria (40 kilogramos al año por persona), seguido de Castilla y León (36,5 kilos) y Asturias (34,3 kilos). Los gallegos se sitúan en cuarto lugar, con 32,7 kilos de pescado por persona al año.

Los datos revelan que el consumo de pescado fresco en España ha caído en más de 6.000 toneladas desde 2004 a 2006, mientras que el pescado congelado se ha incrementado en 4.000 toneladas en el mismo período.

Con respecto al marisco, el consumo de fresco se mantiene al alza, con un crecimiento de 9.000 toneladas en los últimos tres años. El marisco congelado es el que más crece, con un aumento de casi 20.000 toneladas entre 2004 y 2006.

Bloqueo aéreo

La compañía Mar de Vigo, SA, se ha visto obligada a suspender la primera línea aérea de importación de pescado fresco de África, debido a la falta de funcionarios en el aeropuerto de Vigo. La empresa arrancó hace una semana con un vuelo de pescado y marisco que desembarcó en el aeropuerto de Peinador. El plan de negocio incluía dos vuelos semanales, pero el Ministerio de Fomento ha decidido prohibirlo ante la inexistencia de veterinarios para controlar las condiciones sanitarias del pescado a su llegada al aeropuerto.

Mar de Vigo es un consorcio participado por 16 pequeñas pesqueras viguesas, que cuenta con el apoyo de capital de Caixanova y Caixa Galicia y en el que también tenían prevista su entrada la Autoridad Portuaria de Vigo y la Cooperativa de Armadores de Vigo. Ambos organismos suspendieron su aportación al bloquearse el vuelo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de noviembre de 2007