Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Si no sabes la lengua vasca el futuro laboral es muy incierto"

Aitor Saénz de Ugarte tiene 42 años y desde el año 2000 pasa consulta de pediatría en el centro de salud de Beasain (Guipúzcoa), aunque su experiencia laboral se remonta a más años atrás. No tiene la plaza en propiedad. En las últimas oposiciones (diciembre de 2006) logró el tercer puesto en el examen, pero está convencido de que al final quedará relegado en la lista por no saber euskera. Incluso puede que se quede sin una de las 15 plazas que están en juego en Guipúzcoa. "El hecho de no saber euskera me bajará bastante en la lista. En Guipúzcoa, en Atención Primaria en pediatría, van a salir 13 plazas y 11 de ellas tienen perfil 2 de euskera. Hay dos sin perfil, que son las únicas a las que puedo optar, si alguien no las coge antes".

"Es muchísimo más rentable sacar el perfil de euskera que la tesis doctoral"

"La lengua vasca", reflexiona, "está suponiendo un obstáculo profesional importante en mi carrera. Si no conoces el idioma, el futuro laboral es muy incierto. Esa es mi situación. Conozco compañeros que están más pendientes de estudiar euskera que de seguir formándose en medicina". La escasez general de pediatras le abre puertas a trabajar en otras comunidades y el handicap del idioma le empuja a valorar la posibilidad de salir. "Sí, estoy planteándome marcharme. En una coyuntura de falta de pediatras, es posible que nunca me falte trabajo aquí, pero noto que los que vienen por detrás y saben euskera me pueden relegar a médico de segunda fila".

Para Encar de la Iglesia, asturiana de 41 años y pediatra del centro de salud de Beraun, en Rentería (Guipúzcoa), la euskaldunización debería ser un maratón, no una carrera de 100 metros. Desde hace siete años trabaja en el centro con una plaza en propiedad y afirma que "es muchísimo más rentable sacar el perfil de euskera que realizar una tesis doctoral". "La Administración debe ser consciente de a quién se lo está exigiendo. Tener la plaza en propiedad me permite cierta tranquilidad, pero no puedo optar a traslados al no disponer del perfil", se lamenta.

En una oposición de pediatría, la diferencia la marca el tiempo trabajado, apunta. "Cuando hay varios candidatos emparejados, el conocimiento del euskera es determinante. Y lo que tiene que ser determinante", sostiene, "son los conocimientos y los méritos científicos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de noviembre de 2007