Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
11-M: caso cerrado

El PSOE arremete contra Rajoy por no aceptar la sentencia que liquida sus bulos

Zaplana asegura que en la resolución no está todo tan claro como dijo Zapatero

La sentencia del 11-M, en cuyos hechos probados se sostiene que el atentado de los trenes fue obra de una célula yihadista sin vinculación con ETA, ha desencadenado una colosal batalla política entre PP y PSOE que amenaza con emponzoñar la campaña electoral. La decisión de Mariano Rajoy de mantener las dudas sobre las circunstancias del atentado al no considerar el 11-M un caso cerrado tras la sentencia de la Audiencia Nacional, ha provocado el contraataque del PSOE y del Gobierno, dispuestos a denunciar las intoxicaciones amparadas y difundidas por el PP durante tres años.

La Comisión Permanente del PSOE se reunió ayer expresamente para analizar la sentencia por el mayor atentado en la historia de España, que causó 191 muertos y 1.800 heridos. "El PP mantiene la misma música y sólo hace algunas variaciones en las letras", señaló un asistente a la reunión. Un jarro de agua fría cayó sobre la dirección socialista al escuchar a Mariano Rajoy decir que su partido apoyará "cualquier otra investigación sobre el caso".

Blanco: "El autor intelectual del engaño masivo del 11-M es Aznar"

El PSOE considera esa frase toda una declaración de guerra política porque implica que el PP pretende dejar abierta para siempre la duda sobre la autoría del atentado del 11-M. Los socialistas dan casi por seguro que habrá un reparto de papeles. Rajoy, según la hipótesis del PSOE, no estará en primera línea de esta nueva ofensiva y dejará a quienes han estado más comprometidos con los bulos sobre el 11-M que los sostengan.

Y el PSOE pasó ayer a la ofensiva. José Blanco, secretario de organización, acusó al PP de "desacreditar la sentencia" con la excusa de la búsqueda de una "autoría intelectual" del atentado y sentenció: "Lo que ha quedado claro es que el autor intelectual del engaño masivo del 11 de marzo es José María Aznar; el autor material del engaño masivo es Ángel Acebes; y los colaboradores necesarios son Mariano Rajoy y Eduardo Zaplana".

El PP preparó ayer su defensa con parlamentarios que durante tres años han avalado los numerosos bulos lanzados por sus medios afines para acusar a jueces, fiscales, policías, guardias civiles y servicios de información de intentar ocultar o manipular pruebas sobre el atentado. Eduardo Zaplana, portavoz del Gobierno en el momento de los atentados, compareció ayer acompañado de Ignacio Astarloa -secretario de Estado de Seguridad cuando ocurrió el atentado y que pidió un día después informes sobre la vinculación de islamistas y etarras-. También estaba Alicia Sánchez Camacho, que interpela habitualmente al Gobierno en materia antiterrorista.

En su conferencia de prensa, Zaplana se remontó en varias ocasiones a los días entre el 11 y el 14 de marzo de 2004 -"las horas más difíciles y trágicas vividas en este país"-. Como ha insistido Aznar desde entonces, Zaplana repitió ayer que el PSOE "utilizó el atentado para ganar las elecciones". "Y ahora", añadió, "están dispuestos a utilizarlo para no perder". El portavoz popular dijo que el fallo no ha logrado determinar todo lo que Zapatero dijo que "estaba claro" hace tres años.

Minutos antes de que Zaplana se explicara, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, hizo su propia valoración de la sentencia, pidió el consenso antiterrorista de todos tras lo ocurrido y atizó al PP. "Se han olvidado de la teoría de la conspiración, no quieren hablar de ella porque la sentencia la borra. La sentencia cierra la autoría del 11-M y por eso no quieren hablar de ello. Por eso le pido al señor Rajoy que repita conmigo 'ETA no ha sido', que repita conmigo y con las fuerzas de seguridad, con los tribunales, 'ETA no ha sido', para que a continuación nos pongamos juntos a trabajar para que esto no se repita. Es lo único que le pido", informa Jorge A. Rodríguez.

Zaplana replicó: "El presidente del Gobierno es quien tiene que decir que Irak no ha sido" la causa del atentado del 11-M. En la comisión parlamentaria sobre el atentado, Zapatero declaró que no había que buscar relación entre la terrible matanza y la decisión del Gobierno de Aznar de apoyar la guerra de Irak.

También Rubalcaba lo remachó, aunque Irak sea citado 13 veces en la sentencia, pero sin encontrar ligazón. "Yo siempre he huido de esa vinculación con Irak, aunque es cierto que hay papeles e informes en el Ministerio del Interior que así lo dicen. Pero hay que ser muy cuidadosos con ese tema". En el PSOE se asegura que "nadie podrá encontrar" la declaración de un dirigente del PSOE vinculando el atentado con Irak. Rubalcaba anunció que el martes explicará en el Congreso las medidas antiterroristas que el Gobierno ha adoptado siguiendo las recomendaciones de la comisión de investigación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de noviembre de 2007