Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chrysler despedirá a otros 12.000 empleados

El tercer mayor fabricante de coches de Estados Unidos prescindirá de unos 12.000 empleos y dejará de fabricar cuatro modelos de automóvil por la caída de ventas en Norteamérica, según arguye la empresa, que fue vendida en agosto al fondo de inversión Cerberus. Estos despidos se suman a los 13.000 empleos eliminados en el plan de reestructuración acordado en febrero pasado.

"La situación del mercado ha cambiado dramáticamente en los ocho meses pasados desde que Chrysler estableció el Plan de Recuperación y Transformación. El volumen anual de ventas en el sector [en EE UU] era de 17,2 millones. Ahora esperamos que el volumen ajustado para el 2007 será significativamente más bajo", afirmó Bob Nardelli, presidente de Chrysler.

De los despidos, entre 8.500 y 10.000 corresponden a trabajadores contratados por horas, el 14% del total de 77.000. Se eliminará el tercer turno de trabajo en dos plantas estadounidenses y una de Canadá y el segundo turno en otras tres fábricas de EE UU. La planta de motores de Detroit operará con equipos de dos personas, en vez de tres.

Chrysler dejará de fabricar la versión descapotable del PT Cruiser, el Pacifica, el Crossfire y el Dodge Magnum. El fabricante añadió que también empezará a producir dos nuevos modelos, el Dodge Journey y el Dodge Challenger además de las versiones híbridas del Chrysler Aspen y el Dodge Durango.

Las ventas de Chrysler, que perdió 680 millones de dólares (476,52 millones de euros) el año pasado, cayeron en Estados Unidos un 3% hasta septiembre, mientras que en la industria en su conjunto cayeron un 2,8%. Con estos recortes, el fabricante prevé volver a obtener beneficios en 2009.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de noviembre de 2007