Rajoy rectifica: "No me expresé bien y he metido en un lío a mi primo"

Asegura que sólo quería criticar el "dramatismo" sobre el cambio climático

El sábado, en el gran acto en Valencia de su proclamación como candidato, ya había apuntado una rectificación indirecta. Pero ayer, en el programa de Ana Rosa Quintana, en Tele 5, Mariano Rajoy se sinceró y sólo le faltó pedir perdón, porque realizó una corrección en toda regla a la que los políticos son siempre reacios: "Mira, uno habla mucho, casi todos los días, y a veces se puede equivocar.

Más información
Greenpeace: "Si Aznar ha dejado de ser un negacionista del cambio climático, le damos la bienvenida"

Creo que no me expresé bien", dijo con una fórmula que parecía bastante pensada antes de comenzar la entrevista. Se refería así a las declaraciones sobre el cambio climático en las que, citando a un primo científico, Rajoy dudó de las lúgubres previsiones avaladas por la ciencia y por los gobiernos de casi todos los países.

El líder del PP aprovechó el contexto, una entrevista de poco perfil político en un programa de la mañana seguido mayoritariamente por amas de casa, para tratar de ganarse al auditorio. "Esto le pasa a cualquier persona. Un político también se puede equivocar, porque aunque a algunos no se lo parezca, un político también es un ser humano". "Somos como el resto de la gente, en los partidos políticos hay gente más competente y menos, que acierta más, que se equivoca más. Le pasa a los médicos, periodistas, futbolistas, y en general pasa en cualquier profesión", insistió Rajoy.

La presentadora, que también le había citado la actitud del francés Nicolas Sarkozy para contrastar su entusiasmo con el asunto con el escepticismo de Rajoy, le preguntó entonces por la reacción de su primo. Según el líder del PP, "se lo ha tomado bien". "La verdad es que es injusto, porque él no debería estar sujeto a opiniones o críticas. Él es un científico que, además, no ha salido a la luz pública a dar sus opiniones. La verdad es que le he metido en un lío y bien que lo siento", se sinceró.

Llegó entonces el momento de explicar qué quería decir realmente. En los últimos días, el PP ha contrarrestado la metedura de pata -así lo han definido algunos miembros de la comisión de seguimiento del cambio climático creada por este partido- con la idea de que esta formación ha demostrado en varias ocasiones la importancia que le da al cambio climático. Rajoy recordó que él firmó, en nombre de la Unión Europea, que España presidía en ese momento, el Protocolo de Kioto. Pero admitió de nuevo su error. "Lo que traté de decir, probablemente sin excesivo acierto, es que tampoco se puede transmitir a la gente una sensación que esto es el apocalipsis o que es un tema dramático". Rajoy no lo dijo en el programa, pero en su entorno señalan que el líder estaba y está especialmente molesto con el catastrofismo de Al Gore y con la rentabilidad económica que le está sacando a este asunto.

Rajoy insistió en Tele 5 en que el cambio climático es un "problema importante, pero equilibrado". "Hay otros", aclaró, "como el hambre o el agua y la falta de salubridad, que matan a mucha gente en el mundo". "Es un tema importante pero tampoco podemos transmitirle a la gente que estamos ante la mayor catástrofe de la historia. Creo que hay que tomar medidas para que las cosas cada vez vayan mejor, emitamos menos CO2 y preservemos más la naturaleza", concluyó.

Mariano Rajoy.
Mariano Rajoy.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS