Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Greenpeace: "Si Aznar ha dejado de ser un negacionista del cambio climático, le damos la bienvenida"

El ex presidente del Gobierno, nombrado asesor de un nuevo centro para la "adaptación" al calentamiento global.- La ministra de Medio Ambiente dice que la elección le parece una inocentada

"Si José María Aznar ha dejado de ser un negacionista del cambio climático y ahora escucha el consenso científico sobre este fenómeno, le damos la bienvenida". Así ha acogido la organización ecologista Greenpeace la noticia del nombramiento del ex presidente del Gobierno como presidente del consejo asesor del Global Adaptation Institute, una nueva organización para la "adaptación" al cambio climático, según anunció ayer la Fundación FAES, presidida por Aznar, en un comunicado.

La responsable de la Campaña de Cambio Climático y Energía de Greenpeace, Aída Vila, ha señalado que el hecho de que esta nueva organización -que aspira a convertirse en una "voz pragmática" en el debate sobre el cambio climático- se dedique a la "adaptación" al calentamiento global, "implica ya aceptar la existencia del fenómeno y los graves problemas que está generando". No obstante, Vila ha afirmado que, dadas las opiniones vertidas por Aznar sobre el cambio climático, mantienen "todas las cautelas", y que "lo último que necesitamos es otra plataforma negacionista que favorezca los intereses de la industria de los combustibles fósiles".

La ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, ha manifestado en tono irónico que "hoy parece el 28 de diciembre (Día de los Inocentes)", en referencia al nombramiento de Aznar. En el transcurso de una visita a la obras del futuro Centro Tecnológico Agroalimentario de Lugo (CETAL), Espinosa ha ironizado: "Parece que sea el 28 de diciembre; no sé si el primo de Rajoy ha cambiado de idea y se ha puesto a asesorar a Aznar". Luego, ha indicado que "todos" saben lo que piensan sobre el cambio climático tanto el líder del PP, Mariano Rajoy, como, "sobre todo", el ex presidente del Gobierno. De ambos ha dicho la titular de Medio Ambiente que son "personas negacionistas" del calentamiento global y ha asegurado que "en nada pueden contribuir" ante "uno de los problemas más graves que tiene que afrontar la Humanidad".

El Global Adaptation Institute es una iniciativa privada sin ánimo de lucro con sede en Washington y dirigida por el ex número dos del Banco Mundial Juan José Daboud que echará a andar el próximo 1 de diciembre. Por el momento, poco se conoce de esta organización. Daboub, ex ministro de Finanzas de El Salvador, señaló en agosto pasado que el Global Adaptation Institute "financiará iniciativas contra el cambio climático. Las poblaciones vulnerables al mismo no pueden esperar al Protocolo de Kioto o a otros acuerdos globales sobre el carbono o los gases de efecto invernadero para estar a salvo".

Aznar firmó en 1998 como presidente del Gobierno el Protocolo de Kioto, que pretendía frenar las emisiones de CO2; después se apuntó al escepticismo sobre el calentamiento global y su origen humano; y, finalmente, será presidente del consejo asesor de este centro de estudios sobre la "adaptación" al cambio climático.

En octubre de 2008, Aznar arremetió contra "los abanderados del apocalipsis climático", a los que acusó de querer restringir la libertad bajo una apariencia noble, como hicieron los comunistas, al apadrinar la publicación del libro Planeta azul (no verde) del presidente checo, Václac Klaus. Un libro editado por FAES que niega la gravedad del calentamiento. "No sé si hay un cambio climático en el que es -o no- determinante la acción del hombre", pero, en cualquier caso, es "un problema que quizá, o quizá no, tendrán nuestros tataranietos", aseguró. ¿Por qué firmó el Protocolo de Kioto si no cree en el cambio climático?, le preguntó un periodista a la entrada al acto de presentación en Madrid del libro de Klaus. Aznar sonrió y siguió su camino.

Al día siguiente, el PP se desmarcaba de las declaraciones de Aznar. "La opinión del señor Aznar es muy respetable, pero no es la del partido", aseveró la entonces portavoz de Medio Ambiente del PP en el Congreso, María Teresa de Lara.

En octubre de 2007, Rajoy restó importancia al cambio climático aludiendo a un primo suyo, catedrático de Física de la Universidad de Sevilla. "Yo de este asunto sé poco, pero mi primo supongo que sabrá. Y entonces dijo: 'Oiga, he traído aquí a diez de los más importantes científicos del mundo y ninguno me ha garantizado el tiempo que iba a hacer mañana en Sevilla'. ¿Cómo alguien puede decir lo que va a pasar en el mundo dentro de 300 años?", se preguntó el presidente del PP. Por ello, continuó, no podemos convertir esta cuestión "en el gran problema mundial".